El juez admite la querella de Esther Quintana contra los Mossos

Comparte este artículo:

 

El Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona ha admitido a trámite la querella presentada por Ester Quintana contra los Mossos d’Esquadra después de haber perdido la visión de un ojo durante la manifestación de la huelga general del 14 de noviembre.

Agencias

Pese a admitir la querella, el juez ve “prematura” la imputación de un escopetero y del jefe de la unidad de la Brigada Móvil de los Mossos d’Esquadra (Brimo), como habían pedido los abogados de Quintana en su querella, y lo decidirá en función del resultado de una serie de diligencias que ha encargado, según el auto.

El juez ha determinado la necesidad de identificar a los miembros de la Brimo que integraban las furgonetas Dragó 40, Dragó 403 y Dragó 424 e identificar qué agente tenía la función de escopetero.

También cree que será necesario el dictamen pericial médico de las lesiones para determinar cómo se produjeron y comprobar si fueron consecuencia de proyectiles utilizados por los agentes antidisturbios o de otro tipo de elemento.

Los querellantes también presentaron en su querella una relación de testigos del caso, de los que pedía que se tomara declaración a los que estaban en el lugar de los hechos.

La abogada de Quintana, Laia Serra, aseguró el viernes después de presentar la querella, que los médicos que la atendieron hasta la fecha no dudan de que la herida en el ojo fue causada por “un proyectil”, sin precisar si se trató de una pelota de goma o proyectil de 40 milímetros que dispara la lanzadora GL-06.

GRABACIONES

Para esclarecer los hechos, el juez ha pedido ahora a varias cadenas de televisión y una productora que proporcionen todas las imágenes captadas por sus unidades móviles entre las 20.00 y las 21.30 horas en Passeig de Gràcia, entre Gran Via y Ronda de Sant Pere, zona donde fue herida Quintana.

Pese a que varias grabaciones de los establecimientos del entorno ya se han unido a la causa, aclara el juez, se ha conocido la existencia de otros videos que también deberán integrarse a la instrucción para poder aclarar lo ocurrido.

Con anterioridad a la admisión de la querella, el juez actuó de oficio y pidió algunas de las grabaciones después de que el hospital donde estuvo internada Quintana enviase al juzgado el parte médico de su lesión.

Comparte este artículo: