Los empleados públicos organizan su cena “negra” de Navidad en El Espolón como forma de continuar con sus movilizaciones [Logroño]

Comparte este artículo:

Los sindicatos UGT y CCOO han decidido organizar una cena “negra” de Navidad para los empleados públicos, que prolonga así su calendario de movilizaciones, “tras todo el otoño a tope por los diversos recortes que no sólo afectan a los funcionarios”.

Esta nueva concentración tendrá lugar en El Paseo del Espolón, frente “a los verdaderos responsables” ha aludido el secretario general de Enseñanza de CCOO, Mikel Bujanda, por la presencia de edificios gubernamentales en los alrededores, el próximo viernes a las 21 horas.

Los comensales “deberán llevar su bocadillo de calamares en su tinta o lo que quieran” para participar en el acto, que además contará con un “concurso de villancicos o chistes protesta, en el que serán admitidos personas individuales o por servicios”.

Los ganadores se elegirán “por aclamación de los presentes” y los premios “serán entregados por el presidente de la Comunidad Autónoma o en su caso por el Delegado del Gobierno en La Rioja”, según anuncia el cartel a modo de broma.

Estos premios consistirán en una lata de aceitunas negras y un brick de Don Simón Tinto para el primero, el segundo clasificado “lo mismo pero más pequeño” y para el tercero “no llega porque no nos pagan la extra”, dice también el cartel.

Por último, el villancico o chiste ganador será “presentado a las autoridades”, haciendo un paseíllo por la Delegación del Gobierno y el Palacio del Gobierno de La Rioja.

LAS RAZONES

El secretario de FSP-UGT, Jesús del Rincón, ha señalado que “el conflicto se está alargando y que afecta a todos, no sólo a los 16.500 empleados públicos sino al conjunto de los riojanos de manera directa debido a un deterioro de los servicios públicos”.

Del Rincón ha indicado que según los cálculos realizados desde los sindicatos, debido a los recortes salariales, la supresión de la paga extra a funcionarios y la no revalorización de las pensiones, la pérdida de poder adquisitivo de los riojanos para estas navidades será de 50 millones de euros.

Comparte este artículo: