SinWERTgüenza

Comparte este artículo:

http://www.e-faro.info/Imagenes/CHISTES/WChmes02/Acudits2012/121012.wert.ministro.educacion.espanolismo.orgullo.espanol.jpg

El señor tertuliano-ministro, quiere hacerse un hueco en la historia del ruedo ibérico, cueste lo que cueste.El señor tertuliano-ministro, incorpora en su persona todos los atributos del funcionario, intelectual-orgánico, español: ignorancia, mala fe, chulería, irresponsabilidad, adicción por la provocación social; y si esta trae como consecuencia la confrontación civil, pues mucho mejor.Este patético personaje, sólo es comprensible como miembro de un gobierno, el español.

El señor sinWERTgüenza, no sólo arremete contra los pilares básicos de una educación pública, laica y de calidad, sino que pretende cargarse, así de un plumazo, las bases de la convivencia ciudadana en Cataluña, atacando uno de los elementos esenciales de ésta, el proceso de normalización lingüística en esa Comunidad, que es un ejemplo a nivel internacional para aquellos territorios, en los que por diversas razones, coexisten dos lenguas.

El proceso de normalización lingüística que se ha ido construyendo a lo largo de varias décadas en Cataluña, se ha realizado en base a un gran esfuerzo cívico, gozando de un amplísimo consenso social y político.

 

Pues bien, el señor tertuliano-ministro, inspirado por las tesis de la extrema derecha española, es decir del fascismo español, ha decidido liquidar, sin miramientos, ese proceso de normalización lingüística, para retornar a situaciones similares a las existentes durante el tardo-franquismo.

No es de extrañar que la reacción en Cataluña haya sido inmediata y que la mayoría social e institucional, haya declarado solemnemente que en caso de aprobarse la ley apadrinada por toro-Wert, ésta no será acatada, ni cumplida.

En los próximos tiempos tendremos numerosas oportunidades para que se visibilicen aquellos sectores sociales e individualidades, que realmente están por la democracia, por la libertad, incluyendo la libertad y la democracia para los Pueblos y aquellos otros que siguen bajo la estela del nacional-catolicismo español, en cualquiera de sus variantes.

Comparte este artículo: