Los casos de desahucios en España crecieron un 134 por ciento en 2012

Comparte este artículo:

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial de España (CGPJ), Gonzalo Moliner, informó este lunes en el Congreso de los Diputados que las ejecuciones hipotecarias han registrado un incremento del 134,13 por ciento, lo que en su opinión generará “un conflicto social”.

Durante su intervención en la Comisión de Justicia para presentar la Memoria correspondiente a 2011, Moliner destacó que el número de asuntos ingresados en la Jurisdicción Civil en los tres primeros trimestres de 2012 ha disminuido 3,05 por ciento (en los Juzgados de Primera Instancia, bajó 3,56 por ciento, y en Mercantiles 2,16 por ciento).

El presidente del órgano de Gobierno de los jueces precisó que en los asuntos computados para medir su entrada en los órganos jurisdiccionales no se han tenido en cuenta los procesos monitorios (juicios civiles de reclamación de deudas entre particulares) ni las ejecuciones hipotecarias, que, por el contrario, “se han incrementado notablemente” hasta alcanzar 52,36 por ciento los procesos monitorios y 134,13 por ciento las ejecuciones hipotecarias reales.

Según dijo Molines, estos datos llevan a la conclusión de que “en realidad no ha descendido la litigiosidad, sino que se ha modificado la calidad de la misma, siendo sorprendente el incremento de las ejecuciones hipotecarias con la consiguiente creación de un conflicto social de reciente memoria”, en referencia a los desahucios, informó en su portal web publico.es.

Precisamente, este lunes se conoció que un hombre de 47 años con problemas económicos se quitó la vida el pasado sábado en el municipio malagueño de Ardales. El fallecido estaba casado y tenía dos hijos. Según fuentes municipales, este hombre, que llevaba bastante tiempo en paro, había conseguido que le concediesen la dación en pago de su vivienda, aunque aún no se había cerrado el proceso.

Agobiado por los problemas económicos, finalmente, optó por ahorcarse, un suceso que tuvo lugar sobre las 17.00 horas del pasado sábado. Su cuerpo fue incinerado el domingo, han precisado las fuentes citadas.

Dos días antes, una mujer se quitaba la vida en Málaga capital tras arrojarse desde el balcón de su vivienda. La mujer, de 56 años, vivía con su madre, de 96 años y enferma dependiente. Según el testimonio de algunos vecinos, podría haber recibido una orden de desahucio a causa de los problemas económicos que atravesaba desde hace algún tiempo. La fallecida había tenido un estanco en el polígono industrial El Viso, en Málaga capital, pero se vio obligada a cerrarlo hace unos tres años por problemas económicos. Había avalado la compra del local con su propia vivienda.Fuente: http://www.publico.es/espana/447536/los-desahucios-crecen-un-134-en-2012

Comparte este artículo: