Tractorada y manifestación contra el fracking en Villarcayo

Comparte este artículo:

publicamos sendas crónicas de la caravana de tractores, coches y bicicletas que acabó como manifestación en Villarcayo el pasado sábado 8 de diciembre. La primera de un compañero de la Asamblea de Campoo y la segunda de un compañero burgalés.

Alrededor de 800 personas exigen al Ayuntamiento de Villarcayo, a la Diputación de Burgos y a la Junta de Castilla y León que rechacen la fractura hidráulica.

El Sábado 8 de Diciembre tuvo lugar en la comarca de Las Merindades, en el norte de la provincia de Burgos, una manifestación en contra de la técnica de extracción de hidrocarburos denominada fractura hidráulica o fracking. El acto de protesta inició su marcha en el Crucero de Montija, donde numerosos vecinos y colectivos sociales afectados de la comarca se concentraron antes de partir en sus coches particulares, tractores y bicicletas hacia Villarcayo, mostrando así su total rechazo a que se realice la fractura hidráulica tanto en su territorio como en cualquier otro. La caravana de protesta, que estuvo formada por 172 coches, 24 tractores y 7 bicicletas, recorrió los algo más de 20 kilómetros que separan Crucero de Montija y Villarcayo.
Numerosos vecinos esperaron la llegada de la caravana en la Plaza Mayor de Villarcayo, donde se realizó un recorrido a pie por las calles de la localidad, finalizando con la lectura de un manifiesto (el manifiesto está en la página de la Asamblea de Burgos).
El Ayuntamiento de Villarcayo, tuvo la osadía, al no respetar los criterios de prevención, de apoyar el fracking en su territorio, rechazando una moción que pretendía prohibirlo en este Municipio, obviando por tanto los peligros, incidentes y accidentes que este sistema supone y que están refrendados por diferentes informes y estudios científicos . El éxito de esta convocatoria obliga a reflexionar a las autoridades sobre su posicionamiento.

DIA DE LA INMACULADA 8 – 12 NO FRAKING

8 de diciembre, día de la Inmaculada, fue la fecha elegida para hacer oír las quejas frente a los proyectos de fractura hidráulica en Las Merindades y cualquier otro sitio, por mantener nuestra tierra lo más “inmaculada” posible y en pro de un desarrollo sostenible.

La cita: 11h en El Crucero de la Merindad de Montija. Cruce de caminos. Limita con seis merindades entre ellas con la única que la supera en tal cifra: Villarcayo. Hacia ya se dirigirían los 172 coches, 24 tractores y unas ocho bicicletas, según mis cálculos. 12 tractores y 30 coches según el Diario de Burgos (DB) que entre otros medios pareció tomar los datos con la misma efectividad con la que suelen los gobiernos. 160 coches, 22 tractores según las declaraciones de un agente de la guardia civil, siempre presente durante la acción de protesta; hasta un número estimado de 14 parejas, sin nada reprochable por otra parte.

¿El motivo de terminar en Villarcayo? Fue y sigue siendo hasta el momento, de los pocos Ayuntamientos de su entorno que no ha firmado una moción para declarar su municipio libre de fraking o extracción de gas no convencional.

Desde las diez de la mañana empiezan a concentrarse en El crucero un buen número de voluntarios en pro de una buena organización. A las once el número de coches que ha ido llegando, más la casi totalidad de los tractores, intensifica el tráfico en El Crucero haciendo intervenir a la Guardia Civil intentando evitar el embotellamiento. La glorieta es ocupada por los manifestantes aproximadamente sobre las 11h30´ quedando cortada toda circulación. Momento que se aprovecho para facilitar información a los vehículos retenidos. La glorieta se desaloja unos veinte minutos después y la caravana comienza a ponerse en marcha. Una larga fila de vehículos se ven en el carril derecho desde El Crucero hasta más allá de Villalazara, algo más de un Km., y todavía la glorieta está colapsada de participantes.

Vuelvo a ver la caravana en Bocos, donde me he adelantado para sacar unas fotos. Gente del pueblo acude a la carretera para ver la caravana pasar, se reparte de nuevo información, imagino que habrá ocurrido igual en el resto de pueblos de la ruta.
Me he reenganchado en un vehículo de otro participante, llegamos a Villarcayo sobre las 13h20. Algo más de una hora y media para recorrer 30Kms. El trayecto ha trascurrido sin incidentes exceptuando alguna salida de tono por parte de algún damnificado por la protesta.

La caravana se ha dirigido al estacionamiento del Soto. Camino a la concentración de la Pza. Mayor deduzco que el parking del Soto no ha sido suficiente, viéndose numerosos coches con mensajes anti fractura hidráulica aparcados en las calles de Villarcayo.

Lo que pensaba que sería una concentración en la plaza se ha convertido en una manifestación por las calles centrales de Villarcayo. Pasando entre otros puntos por la vivienda de la Alcaldesa, aunque esta no compareció en ningún momento. Los cánticos más oídos fueron, aparte del sabido “Fraking no”: “No es barata, contamina y mata”, “Menos fractura y más agricultura”, “No es futuro el hidrocarburo”. Estimo en unos 600 manifestantesNo es barata, contamina y mata. Menos fractura, más agricultura. No es futuro, el hidrocarburo., 300 según publica DB, 1000 según la web de la asamblea burgalesa, desconociendo si existe cifra oficial.
Mientras tanto en la Pza. Mayor de Villarcayo se montó desde primeras horas una mesa informativa. La mesa estuvo a pleno rendimiento y un gran número de vecinos se acercó a pedir información, entre ellas las alegaciones personales contra las anunciadas expropiaciones en Lora, compra de material de apoyo y a plasmar su rechazo a la fractura hidráulica. Se llegarán a recoger más de 800 firmas de apoyo, cifra alta para los 300 citados por DB, y que supera la cifra de asistentes a la manifestación confirmando la actividad de la mesa durante todo el día.

Al volver la manifestación a la plaza se realizó la lectura de los manifiestos, presentado uno por la Asamblea de Burgos Norte (Merindades) y otro por el sindicato agrícola COAG y con la intervención de miembros de la Asamblea ribereña y la Asamblea de Burgos. Enfocados a recordar los peligros de la explotación del gas no convencional, apostando por desarrollos sostenibles, denunciado el enriquecimiento de unos pocos a costa de muchos e instando tanto al Ayto., Diputación y Junta a oponerse a este tipo de explotaciones. También se anunció la preparación de una nueva movilización en Burgos capital en fechas próximas así como la celebración del encuentro de colectivos estatal anti fraking en Burgos el próximo día 15 de diciembre. Tras esto y ya pasadas las 14h 30´ se dio por finalizada la acción de protesta que se fue disolviendo lenta y pacíficamente.

Esperemos que pronto vuelva a presentarse otra moción en el Ayuntamiento de Villarcayo para que Mercedes Alzola y su equipo, ateniéndose a los elementales criterios de prevención, enmiende su error y declare el municipio libre de fractura hidráulica.

El manifiesto puede leerse en: http://www.fracturahidraulicaenburgosno.tk/

Comparte este artículo: