Aumentan a 175 los muertos por operación armada israelí contra Gaza

Comparte este artículo:

A 175 aumentó el número de fallecidos luego de la muerte de 10 palestinos que resultaron heridos durante la operación israelí “Pilar Defensivo” contra la franja de Gaza, el pasado 14 de noviembre, informó el Ministerio de Sanidad de esta región.

De las víctimas dos tercios son civiles, mientras que el resto son uniformados, indicó el Ministerio.

“Pilar Defensivo” también ha generado una crisis humanitaria y ha causado daños materiales por valor de 300 millones de dólares (232 millones de euros), según un informe de la Cámara de Comercio de Gaza.

El representante de la Unión Europea en Gaza y Cisjordania, John Gatt-Rutter, firmó en la Franja un acuerdo de apoyo a las actividades de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) en los ámbitos de salud, educación y servicios sociales por valor de 11,5 millones de euros (14,8 millones de dólares) para asistir a los afectados.

La ofensiva inició el pasado 14 de noviembre con el asesinato del líder del movimiento de Hamas, Ahmed Yabari. El Ejército israelí lanzó unos mil 500 bombardeos en respuesta a un ataque con cohetes lanzado supuestamente desde Gaza contra el sur del territorio israelí.

Según el Ejército israelí, Ahmed Yabari era “directamente responsable de atentados terroristas contra el Estado de Israel durante los últimos años”.

La semana pasada, Israel y Hamas acordaron un cese al fuego sobre la Franja lo que detuvo los bombardeos israelíes contra ese territorio.

El Gobierno de Hamas sostiene que con los ataques “Israel trata de buscar un altercado antes de las elecciones” general israelíes, que tendrán lugar en enero de 2013.

La franja de Gaza se encuentra actualmente bajo el control de Hamas, movimiento que ganó las elecciones en 2006. Posteriormente, en el 2007 Israel bloqueó la zona y sólo permite el paso de productos de primera necesidad.

A finales de 2008, el Estado israelí inició una ofensiva contra Gaza con el pretexto de frenar el lanzamiento de cohetes disparados supuestamente desde la frontera contra ciudades israelíes.

La ofensiva israelí fue denominada “Operación Plomo Fundido”, que dejó mil 400 palestinos muertos y cinco mil 500 heridos. Este, fue el ataque más sangriento en la región desde la Guerra de los Seis Días, en 1967.

Comparte este artículo: