Miles de personas se manifiestan en Torrelavega en apoyo a los trabajadores de Bridgestone

Comparte este artículo:

Miles de personas, entre 3.000 y 4.000 según los convocantes, han participado esta mañana en la manifestación convocada por los trabajadores de Bridgestone para defender sus puestos de trabajo, que se encuentran amenazados por un expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a 107 empleados de la planta de Puente San Miguel.

La manifestación se ha iniciado sobre las once de la mañana en las instalaciones de Bridgestone para terminar una hora larga después en la Plaza Mayor de Torrelavega, donde el presidente del comité de empresa, Luis Eguren, ha leído un manifiesto.

La marcha estaba encabezada por una pancarta con el lema ‘Los trabajadores de Bridgestone unidos por la defensa del empleo y un plan de futuro’, que portaban los miembros del comité de empresa de la planta de Puente San Miguel y los secretarios generales de los sindicatos UGT, María Jesús Cedrún; CC.OO., Vicente Arce, y USO, Mercedes Martínez.

En el manifiesto, se ha criticado la reforma laboral, que “favorece” a las grandes empresas en “en perjuicio” de los trabajadores, y se ha manifestado el deseo de hacer de esta manifestación una “protesta popular” que haga ver a nuestros dirigentes políticos que las reformas llevadas a cabo “no sirven para nada”, sólo “para aumentar desigualdades y el nivel de paro”.

También se ha puesto de manifiesto lo “solos” que los trabajadores de Cantabria se encuentran ante los políticos locales y regionales, ya que “no se interesan” por los problemas que tienen los ciudadanos. En su caso, destacan que, tras 16 días de “conflicto”, el pasado martes se manifestaron ante la sede del Gobierno regional, dado que “hasta el momento ninguna autoridad política se había puesto en contacto con el comité de empresa para interesarse por el problema”.

Por el contrario, Eguren ha agradecido, en nombre de los trabajadores el apoyo de los ciudadanos y de compañeros de otras empresas afectadas por expedientes o con otros problemas laborales, como los de Insago, por asistir a esta manifestación de protesta por los despidos que la multinacional quiere llevar a cabo en sus plantas en España “amparándose” en la reforma laboral.

Una reforma que, según se recuerda en el manifiesto, permite despedir con justificar tres meses consecutivos de pérdidas o bajada en las ventas, y “sin ni siquiera” tener que justificar las medidas que ha puesto la empresa para que las ventas no bajen o valorar los beneficios económicos que ésta puede presentar.

“SINSENTIDO”

Al respecto, ha destacado el “sinsentido” que supone que Bridgestone, a la vez que comunicaba los ERE, hacía públicos sus beneficios “multimillonarios” a nivel mundial, y anunciaba una inversión de 267 millones de euros para abrir una fábrica de neumáticos en Hungría, que “hará la competencia” a las plantas españolas, a las que quitará parte  de la producción asignada.

Junto a ello, en los presupuestos y producciones que la empresa presentará para su aprobación en Bruselas y Tokio se expone la necesidad de contar con un número mayor de empleados que el que “ahora pretende quedarse” después de llevar a cabo los despidos, “argumentando que está dentro del marco legal de la reforma”.

Y los despidos se producirán en referente al exceso de plantilla que tenía en los tres primeros trimestres de 2012, “sin tener en cuenta las expectativas para 2013”, se recalca en el manifiesto.

Comparte este artículo: