Trabajadores de la UC exigen “suficiencia financiera” para pagar las nóminas y que la UC no se endeude “exageradamente”

Comparte este artículo:

Unos 70 trabajadores de la Universidad de Cantabria (UC) se han concentrado esta mañana ante las puertas del Parlamento regional, con motivo del debate de las enmiendas a la totalidad presentadas por PRC y PSOE a los Presupuestos Generales de la Comunidad (PGC) para 2013, y han reclamado que “al menos” haya “suficiencia financiera” para pagar a los trabajadores que “se verían en peligro” ante el recorte de la inversión, y para que la institución no vaya a “endeudarse exageradamente”.Protesta Trabajadores UC

Así se lo ha trasladado a los periodistas el presidente de la Junta de Personal Administrativo de la UC, Alfredo García, que ha pedido también una reunión con delegados de personal de la institución académica.

Lo que pretenden es, según ha dicho, que se modifiquen los presupuestos regionales del próximo año para que recojan las “necesidades” de la UC, ya que las partidas asignadas en 2013, unidas a los recortes de años anteriores, ponen a la institución en una “situación crítica”.

En este sentido, los trabajadores tienen una “ligera esperanza” de que se presente alguna enmienda a las cuentas públicas antes de su aprobación definitiva, aunque también reconocen que, en la actualidad, no hay “ninguna propuesta sobre la mesa”.

MANIFIESTO

Con motivo de la concentración, los trabajadores de la UC han entregado un manifiesto, suscrito por los presidentes de las Juntas de Personal Docente e Investigador y de Administración y Servicios, y sus respectivos comités de empresa, en el que aseguran que la financiación asignada a la UC es “del todo insuficiente”, ya que cubre “solamente el 85% de los salarios de personal, sin contabilizar además los mínimos gastos corrientes de funcionamiento” de la institución.

Se trata, según apuntan, de una situación “insostenible” para el presente y futuro de la universidad, que es “determinante” para el desarrollo de la región. “Los altos índices de calidad docente, investigadora y de transferencia del conocimiento acreditados por esta universidad no deben verse tan perjudicados por esta merma presupuestaria”, reivindican.

Añaden en el manifiesto que partiendo, en el 2009, de una situación “saneada” financieramente y con las cuentas “muy claras”, se han venido “reduciendo” las aportaciones transferidas por el Gobierno regional hasta llegar a una situación de endeudamiento “insostenible en 2013”.

Aseguran que el “deterioro progresivo” de la UC es “contraproducente” en tiempos de crisis, por lo que “de no rectificarse los presupuestos, el deterioro tendrá consecuencias irreversibles” en la calidad de la formación y las economías de las familias, advierten.

Por todo lo anterior, los trabajadores de la UC piden al presidente del Parlamento, José Antonio Cagigas, que intervenga para resolver este “conflicto” de forma “favorable” para el “destino futuro” de la UC y el conjunto de la comunidad autónoma.

Comparte este artículo: