Oleada de declaraciones institucionales contra los desahucios

Comparte este artículo:

Dos lanzamientos previstos para el 28 y el 30 de noviembre son los primeros desahucios previstos en Vigo después de que PSOE y BNG aprobaran retirar los depósitos municipales de las entidades que no busquen otras soluciones para las viviendas con impago hipotecario. Además, el consistorio ha decidido no emplear a la policía local en los procesos de desahucio. Ambas medidas también están presentes en un documento de 13 puntos acordados por los alcaldes del PSOE en una reunión con la dirección federal del partido, tal y como ha informado la cadena SER.

Este tipo de iniciativas municipales no ha arrancado con la publicación del Real Decreto que establecía la moratoria limitada de desahucios. Las diferentes Plataformas de Afectados por la Hipoteca han conseguido que al menos 130 ayuntamientos en todo el Estado hayan presentado mociones por la dación en pago a partir del escrito presentado por la PAH.

La última reacción conocida ha sido la del Consell Comarcal del Vallés Oriental (Barcelona), territorio en el que se encuentran ciudades de tamaño medio como Granollers, Mollet del Vallés o La Garriga. El acuerdo del Consell sigue la línea de lo aprobado por el ayuntamiento de Vigo y recomienda a los municipios a contratar servicios bancarios con aquellas entidades que hayan paralizado desahucios. Además, el Consell ha adoptado una resolución por la que apoya explícitamente las medidas incluídas en la Iniciativa Legislativa Popular impulsadas por la PAH, entre otras organizaciones.

Esta oleada de declaraciones políticas llega después de que fracasara el anunciado dialogo entre el Gobierno y el PSOE, éste último a través de su vicesecretaria general Elena Valenciano, para promulgar antes de fin de año un cambio normativo que solucionara “el drama de los desahucios”. Finalmente, ha sido el Gobierno el que ha aprobado en solitario un decreto ley que ha sido tachado de inútil y contraproducente tanto por las plataformas de afectados como por la oposición.

Comparte este artículo: