Lo que el 14-N enseña

Comparte este artículo:

El desarrollo de la jornada de Huelga General del pasado 14 de noviembre en Burgos ha dejado registrados en la retina una serie de acontecimientos que conviene tener en cuenta, máxime cuando la situación que  a corto plazo se avecina parece encaminarse hacia un crecimiento exponencial del conflicto social. Los hechos acecidos  en el polígono industrial de Gamonal a tempranas horas de la mañana muestran de forma precisa como la solidaridad y la unión representasn eficaces herramientas para combatir al capitalismo.

fires

 

La jornada de Huelga General del pasado 14 de noviembre puede ser considera de histórica en Burgos. Más allá de la guerra de cifras entre patronal y sindicados, ayer pudimos ver como en las calles y barrios de nuestra ciudad miles de personas decidieron secundar una convocatoria de lucha para hacer frente a la actual situación de ataque constante por parte del Estado/Capital. Y quizás, algo que sea mucho más importante y a tener en cuenta, ayer miércoles 14 de noviembre se vieron en Burgos escenas de solidaridad y unión más allá de siglas y etiquetas diferenciadoras.

Como ya es sabido, la mañana de la Huelga General comenzó de manera intensa en el polígono industrial de Gamonal. Frente a las puertas de Bridgestone y tras varias escaramuzas con la policía, un piquete combativo formado por alrededor de medio centenar de personas quedó atrapado entre dos filas de antidisturbios. Ante esta situación dicho piquete trató de romper el cordón policial sin conseguirlo y sufriendo una dura carga que hizo que el encierro se prolongase durante más de una hora y media y la tensión se disparase.

Provenientes del cercano piquete situado en las cocheras de autobuses en la carretera Poza, comenzaron a llegar miembros de CNT, CGT, afiliados de base de Comisiones Obreras y personas sin adscripción sindical o política que se concentraron frente a los antidisturbios para exigir que el cordón policial  liberase de su encierro al piquete. Ante las pretensiones por parte del mando policial de solo dejar pasar a los encerrados previa identificación individual, la masa crítica, que ya comenzaba a ser bastante numerosa, consiguió romper el cordón al grito de viva la lucha de la clase obrera y rescatar al piquete encerrado. Inmediatamente se formó un bloque unitario que se desplazó hasta la entrada de las cocheras de los autobuses urbanos.  Esta vez la solidaridad y la unión dejo con un palmo de narices a los antidisturbios que no pudieron cobrarse su tributo de sangre y seguir repartiendo porrazos.

Situaciones como las vividas en el polígono de Gamonal durante las primeras horas de la jornada de huelga del 14-N definen claramente como la solidaridad y la unión continúan siendo herramientas al servicio de los explotados. Es importante tenerlo en cuenta porque se avecinan tiempos de conflicto.

IMGP1005

IMGP1008

IMGP1010

IMGP1009

La bajada de los piquetes que desde Gamonal se desplazaron hasta la Plaza Mayor fue intensamente vigilada por los efectivos policiales sin que, a pesar de las provocaciones y el evidente nerviosismo de algunos agentes, no se registraron enfrentamientos.

14n-8

 

Algunos comercios del barrio de Gamonal amanecieron mostrando el cartel solidario elaborado por la Asamblea de Gamonal 15-M que además también realizó un llamamiento por una huelga de consumo. Por otro lado un festivo bicipiquete recorrió de un lado a otro la ciudad en actitud festiva y reivindicativa.

IMGP1020

bicipiquete

IMGP1013

IMGP1017

DSCF1447

 

 

IMGP1018

En sucesivas entradas desde DV iremos actualizando nuestra pequeña crónica de la jornada de Huelga General del 14-N con imágenes y material audiovisual de la manifestación que tuvo lugar durante la tarde-noche.

Comparte este artículo: