La Comunidad de Madrid cierra cuatro centros de ayuda a drogodependientes

Comparte este artículo:

La Comunidad de Madrid ha decidido cerrar el 31 de diciembre cuatro centros dedicados a la atención de drogodependientes. La Agencia Antidroga regional no va a renovar el contrato con las organizaciones que se encargan de gestionar estos centros mediante concurso, según ha informado esta mañana la Cadena SER y adelantó hace unos días madridiario.es. La decisión afecta a unos 1.200 pacientes, según esta emisora, cifra que la Consejería de Sanidad madrileña reduce a 900 al año. La Agencia Antidroga asegura que el 80% de los pacientes en tratamiento ya tiene cita en otros centros de la región. Actualmente la red está formada por 27 instalaciones de este tipo, que quedarán reducidas a 23.

La directora de la Agencia Antidroga, Almudena Pérez, ha explicado a la SER y a Europa Press que la actividad de estos cuatros centros había ido descendiendo en los últimos años, dado que su función principal era la dispensación de metadona para personas adictas a la heroína, un perfil que actualmente supone solo el 13% del total de personas drogodependientes en Madrid. Ha asegurado también que la asistencia “está garantizada” para todas las personas usuarias de estas instalaciones. Los centros “han hecho un trabajo excelente, han cubierto las necesidades en otros momentos pero la Agencia Antidroga está en un proceso de adaptación a los nuevos perfiles de consumo. Necesitamos una renovación del sistema”, ha señalado Pérez en la SER.

Hace unos días los pacientes empezaron a recibir una circular en la que les informan de que su centro cierra definitivamente. Los cuatro Centros de Tratamiento a Drogodependientes (CTD) afectados son: Dr. Santero y CTD Moratalaz, ambos gestionados por Cruz Roja, y CTD Antonio López (gestionado por Proyecto Hombre) y CTD Móstoles (gestionado por Punto Omega). La Agencia Antidroga tiene 27 Centros de Atención Integral al Drogodependiente (CAID) repartidos por la región, a los que se suman los 10 Centros de Atención al Drogodependiente (CAD) del Instituciones de Adicciones del Ayuntamiento de Madrid.

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha asegurado esta mañana, durante una vista la hospital 12 de Octubre, que la Comunidad de Madrid va a cerrar a finales de año cuatro centros de ayuda a drogodependientes por la necesidad de la Agencia Antidroga de “adaptarse al perfil de la realidad actual” y “no al de la realidad de los heroinómanos de los años ochenta”. “La Agencia Antidroga está evolucionando para atender bien a quien necesita ser ayudado, en vez de permanecer inmóvil y sin adaptarse a los tiempos”, ha afirmado, y ha añadido que “no se deben mantener los recursos simplemente porque tuvieran sentido en un momento, sino que hay que mantener los que sigan teniendo sentido ahora”. Según Lasquetty, esta agencia se creó “en un momento en el cual la situación de la droga era distinta a la actual”. Hace 20 años, ha añadido, el perfil del drogodependiente “no es el dominante ahora”.

La Federación Madrileña de Asociaciones para la Defensa de los Drogodependientes (Fermad) ha rechazado hoy el cierre a final de año de los cuatro centros en la Comunidad de Madrid, ya que en su opinión afectará a la reinserción y prevención de los pacientes, informa Efe. Los cuatro centros en cuestión, asegura un portavoz de Fermad, atienden a  drogodependientes de largo recorrido y otros que no tienen casa, y ofrecen servicios de sala de estar y comedor, control de enfermedades infecto-contagiosas e instalaciones de aseo.

También el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha hablado hoy sobre la cuestión al ser preguntado por los medios de comunicación durante una vista a un parque de bomberos. Ha afirmado que el cierre se debe a un “ajuste” del servicio al “perfil de las personas que requieren esos servicios”. “En esta ocasión” se trata de unos centros que atienden a un perfil de drogodependientes que “ahora mismo no es el más demandado”. De este modo, se ha referido a los consumidores de heroína que “ahora no es el perfil más generalizado”, informa Europa Press.

Comparte este artículo: