La morosidad del sector financiero marca otro récord en agosto al escalar al 10,5%

Comparte este artículo:

La escalada de la morosidad en la banca española conquistó otra cumbre en agosto, al situarse en el 10,5% de los créditos del sistema financiero español (bancos, cajas de ahorros, cooperativas y establecimientos financieros de crédito). El récord alcanzado en la anterior crisis económica (9,15% en febrero de 1994), superado ya en junio, va quedando cada vez más lejos.

La decisión de los bancos de clasificar como créditos dudosos una porción creciente de sus préstamos es una tendencia desde el arranque de esta crisis, muy determinada por el derrumbe inmobiliario: según los datos del Banco de España, un 60% de toda la morosidad empresarialse concentra en actividades relacionadas con el ladrillo. Pero la reclasificación de préstamos en dudosos ha ganado en intensidad desde junio.

En este histórico repunte veraniego pesa, de nuevo, la caída de actividad económica y el aumento del paro, una variable que, según los expertos, anticipa subidas de la morosidad. Pero sobre todo, un cambio de criterio contable en las entidades financieras, que si quieren endosar activos al recién creado banco malo, una sociedad con respaldo público que adquirirá préstamos morosos (y activos adjudicados) vinculados con el ladrillo.

El 60% de la morosidad empresarial está vinculada al ladrillo, según el Banco de España

Todo apunta a que el aumento de la morosidad seguirá a buen ritmo en otoño, ya que esos dos factores siguen dominando las decisiones de buena parte de la banca española. Además, el Banco de España publicó este mes una circular en la que insta a las entidades a que afloren la morosidad que hayan podido ocultar mediante refinanciaciones de préstamos a empresas con dificultades evidentes para devolver lo prestado.

Del total de 1,69 billones en préstamos, 178.597 millones eran activos dudosos en agosto, frente a los 127.785 millones del mismo mes del ejercicio anterior. La morosidad del sistema financiero español suma ya 17 meses consecutivos de subida, y dos por encima del 10%, ya que el dato definitivo del pasado julio muestra una tasa del 10,09%, aunque el dato provisional publicado por el Banco de España el 18 de septiembre fue del 9,86%.

Comparte este artículo: