Cascada de mociones contra el fracking

Comparte este artículo:

Mientras los ayuntamientos de las zonas afectadas se oponen al fracking, el Gobierno guarda silencio sobre los peligros de esta técnica extractiva.

- Una apuesta sucia y tóxica
- Colectivos, sindicatos y partidos dicen ‘no’ al fracking
- Bulgaria prohíbe el fracking, EE UU insiste
- Llega la fiebre de la fractura hidráulica
- Entrevista a Josh Fox, autor de ’Gasland’, documental sobre el impacto del fracking en norteamérica: “Además de los efectos en el medio, divide a las comunidades”

Patricia Manrique Fernández (Redacción Cantabria)
Viernes 5 de octubre de 2012.  Número 182
JPG - 68 KB
CANTABRIA. Panel explicativo sobre el impacto de la fractura hidráulica en el territorio cántabro. Foto: Javier Villán

Lo dicen las pancartas, carteles y banderas en zonas rurales afectadas –tradicionalmente menos reivindicativas–, la cantidad ingente de firmas recogidas, la indignación de los vecinos y vecinas de las zonas afectadas: “Fracking no. ¡Ni aquí ni en ninguna parte!”. La población no está dispuesta a sacrificar el agua, recurso elemental, por una carrera en búsqueda de hidrocarburos no convencionales, esto es, aquellos que, atrapados en la roca, exigen la perforación de pozos, y la inyección de ingentes cantidades de agua ‘aderezada’ con sustancias tóxicas que ponen en serio peligro los acuíferos, como pone de manifiesto la experiencia en EE UU. Sea una ‘burbuja energética’ o no lo sea, “en esta carrera no está claro quién va ganar, pero sí los perdedores: la población de los territorios afectados, los acuíferos y, con ellos, todos nosotros”, afirman con rotundidad desde la Asamblea contra el fracking de Cantabria.

Buzoneos informativos

Desde que se descubriera en 2011 la existencia del permiso “Arquetu” en Cantabria, la actividad de las asambleas para recopilar información, ofrecerla a la población y promover acciones en contra del fracking ha sido incesante. También la del Gobierno concediendo permisos. En 2012, ocurría lo mismo en el País Vasco y, a día de hoy, ya hay plataformas también en Burgos, Navarra, La Rioja, Palencia y Jaén.

Organizadas horizontalmente, a veces por medio de varias asambleas por territorio, y en ocasiones integradas en plataformas, realizan buzoneos masivos para advertir a la población, elaboran dossieres y llevan a cabo charlas informativas en los pueblos y ciudades.

El 6 de octubre tendrá lugar la primera movilización de ámbito estatal en Santander y Vitoria-Gasteiz. Además, la campaña “Municipios libres de fracking”, acometida en Burgos, Álava y Cantabria, ha conseguido ya que 22 ayuntamientos en Cantabria, 24 en Burgos y una treintena en Álava presenten mociones en contra del fracking, a lo que hay que sumar los posicionamientos en contra de muchos más. Para ello, se han mantenido reuniones con los alcaldes, que en la inmensa mayoría de los casos nada sabían acerca del fracking ni de su posible impacto sobre los municipios. En tales reuniones se les ha hecho una propuesta de moción que rechace la exploración y explotación mediante esta técnica.

Permiso rechazado en Vitoria

Pese a que el alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), anunciaba el 21 de septiembre que la capital alavesa ha denegado a la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi (SHESA) el permiso para excavar dos pozos en la localidad de Subijana por la negativa de la sociedad pública a aportar la abundante documentación que le requirió el Centro de Estudios Ambientales de la ciudad, la noticia ha dejado con un sabor agridulce a los activistas de la plataforma Fracking Ez Araba. De hecho, en realidad el Gobierno vasco está a la espera de los permisos del Gobierno de España, que previsiblemente los concederá y, cuando esto se produzca, SHESA deberá acudir de nuevo al Ayuntamiento en busca de la licencia de obras. “Hay que recordar que cuando en la campaña Municipios Libres de Fracking llevamos la propuesta de moción al Ayuntamiento, el PP no quiso siquiera entrar a valorarla”, explica Mikel Otero, miembro de la plataforma. “Además, no es casual que en un mes tenemos elecciones y el alcalde va en las listas del PP al Parlamento vasco”. Sobre Vitoria penden un total de 13 permisos de exploración y explotación entre concedidos y solicitados, y afectan a un 88% del territorio alavés.

Mientras en otros países como Francia, Bulgaria, Sudáfrica o Canadá se prohíbe o se establecen moratorias y suspensiones, en el Estado español siguen otorgándose permisos a un ritmo vertiginoso y con un llamativo oscurantismo. Estos afectan actualmente a 15 comunidades autónomas, siendo Aragón, Andalucía y Castilla y León las más afectadas. De momento, no ha habido pronunciamientos significativos ni del Gobierno estatal ni de Gobierno autonómico alguno y, tras una temporada de importante presencia en los medios, coincidiendo con el anuncio de Patxi López de que se harían pozos en Euskadi, el fracking apenas aparece ya en prensa. A juicio de activistas de diversas asambleas, el silencio podría achacarse a la creciente oposición popular que ha hecho aconsejable volver al silencio que reinó desde 2005 a 2012.

Por su parte, organizaciones ecologistas como Amigos de la Tierra, Greenpeace, SEO/BirdLife, WWFEspaña o, sobre todo, Ecologistas en Acción, han dejado clara su oposición a esta dañina técnica extractiva. El pasado 22 de septiembre se sumaban a las asambleas en el “Día de Acción Mundial contra el Fracking”.


Movilización a nivel estatal

El próximo 6 de octubre tendrá lugar la primera “Gran manifestación contra el fracking”, que se celebrará a las 12h en Santander y a las 18.30h en Vitoria-Gasteiz. Bajo el lema “Fracking no. ¡Ni aquí ni en ninguna parte”. El evento es fruto de la coordinación entre las asambleas y plataformas contra el fracking que se reunían el pasado verano para intercambiar experiencias e información y establecer una agenda común.

Está previsto que salgan autobuses desde otras comunidades y pueblos para asegurar una masiva asistencia a ambas convocatorias.

ORGANIZACIÓN POR LA CONSERVACIÓN DE LOS RECURSOS HÍDRICOS

- Cantabria, la pionera, combate seis permisos

Cantabria, territorio pionero en la lucha antifracking, soporta seis permisos, aunque uno de ellos está paralizado por cuestiones administrativas. El presidente, Ignacio Diego (PP), escurre el bulto y afirma que “decidirán los técnicos”, en alusión a un estudio que ha sido encargado a la Universidad de Cantabria. Información: www.fracturahidraulicano.info

- Euskadi y Navarra: esto no dará autosuficiencia

En el País Vasco hay doce permisos, que afectan a las tres provincias y en Navarra son cuatro. El mantra de la “autosuficiencia energética” repetido por Patxi López no engatusó a la población. Hay asambleas en Álava frackingezaraba.org, Vizcaya (frackingezbizkaia@gmail.com), Guipúzcoa (frackingez@gmail.com), y Navarra: navarraantifracking.blogspot.com

- Castilla y León, una de las más afectadas

Castilla y León será una de las comunidades más afectadas si el fracking no se paraliza. Entre solicitados y concedidos suman la friolera de 25 permisos, que afectarían a Burgos, León, Palencia, Soria, Segovia y Valladolid. Para contactar: burgosfracturahidraulicano2012@gmail.com y palenciafracturahidraulicano@ yahoo.es.

- La Rioja: muchos permisos, poco espacio

Siete permisos amenazan el territorio riojano, de modo conjunto con Soria y Burgos. En contra de los mismos se ha formado una plataforma integrada por colectivos ecologistas, partidos, sindicatos y personas interesadas en el tema. Están realizando charlas informativas y se mantienen en coordinación con las asambleas de otros puntos del Estado.

- Andalucía: la duquesa de Alba alega en contra

23 permisos amenazan Andalucía, algunos en la vega andaluza del Guadalquivir muy cerca de acuíferos. Uno de ellos, en Porcuna (Jaén), ha sido denegado, entre otras cuestiones porque la propia duquesa de Alba alegó en contra de que se practicara el fracking en sus tierras. Hay una asamblea activa en esa localidad jienense frackingporcuna.org

Comparte este artículo: