Ponferrada, en pie de guerra contra el desahucio de una joven y su hijo de tres años

Comparte este artículo:
Laura Blanco tiene 24 años y un hijo de tres. Hace seis años que firmó con Banco Popular una hipoteca que le obliga a pagar mensualmente 700 euros para mantener su piso, ubicado en el barrio de San Antonio, en la parte alta de Ponferrada. Desde hace casi un año no paga las cuotas, pues está en paro y los 426 euros que cobra del subsidio por desempleo no le alcanzan para cubrir todos los gastos y mantener a su hijo. Primero intentó negociar con la entidad bancaria una reducción de la cuota mensual y después la dación en pago de su vivienda –cancelación de la deuda hipotecaria pendiente si se entrega la vivienda o el inmueble puesto en garantía–. Opción que la entidad no rechazó en un primer momento. No obstante, hace días que le llegó la orden desahucio y si no paga lo que debe, el Banco Popular ejecutará la amenaza el próximo martes día 8.
Laura no puede pagar y está desesperada ante la idea de verse con su hijo en la calle, por ello ha pedido la ayuda de la sociedad berciana y ya han sido varios los colectivos que han alzado el grito al cielo, convocando una concentración que tendrá lugar mañana a las 11:00 horas frente a la sucursal que el Banco Popular tiene en barrio ponferradino de Cuatrovientos. Izquierda Unida y los miembros del Movimiento 15-M en el Bierzo han sido los primeros en ponerse en pie de guerra. Exigen a la sucursal que acepte la dación en pago y libere a una joven que con solo 18 años firmó una hipoteca de 24. Entonces tenía dinero suficiente para mantener la vivienda, pero con la situación de crisis actual, su vida ha dado un giro. Y mientras intenta solucionar a la desesperada el problema con el piso, pide ayuda también para encontrar un trabajo.
Comparte este artículo: