Las corralas sevillanas siguen adelante tras el desalojo de la Alegría

Comparte este artículo:

El martes de esta semana, la agencia EFE anunciaba un posible desalojo de la recientemente ocupada Corrala La Alegría. Dos días mas tarde, Sevilla despertaba con el lema Que No Nos Quiten La Alegria. La policía había ejecutado la orden de deshaucio express ordenada por el juez. Este inmueble, la tercera ocupación de estas características en Sevilla desde la irrupción del movimiento 15M, ha sido considerado por los activistas que lo ocuparon como ejemplo de un “activo tóxico” en manos de Bankia.

Las cinco familias alojadas en ese inmueble de la calle Feria en el barrio de la Macarena fueron expulsadas por un operativo policial que implicó a 3 furgonetas de antidisturbios y dos coches. Mientras, las apoyaban ¡unas 30 personas que se encontraban a las puertas del edificio desde las 7 de la mañana. Con el grito de “Vergüenza me daría ser policía” fueron saliendo las 5 familias con sus pertenencias. La policía les había despertado sobre las 6:30 de la mañana para desahuciarles.

Una de las personas ocupantes fue llevada al juzgado para su identificación. Le siguieron unas 70 personas que se habían ido congregando durante la mañana y el resto de familiares. De allí se fueron a la Delegación Provincial de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía para reclamar una solución. Al final las familias pudieron hablar con la responsable de esa delegación, Granada Santos, que les mostró su apoyo y se comprometió a hacer público el impulso de medidas para solucionar el problema de vivienda que están sufriendo muchas personas. A la mañana siguiente las familias y grupos de apoyo se concentraron en el ayuntamiento, donde recibieron con una cacerolada a los concejales que asistían al pleno municipal.

La Asociación Pro Derechos Humanos (APDH) en Sevilla no tardó en mostrar su apoyo. Desde la APDH se exige que las administraciones publicas den una solución a estas 5 familias “desalojadas y tiradas” en la calle “con sus pocos enseres”.

El movimiento corralero en Sevilla, que brotó en el primer aniversario del 15M, no ha parado. Este fin de semana se ha realizado un encuentro sobre vivienda en una de las dos casas de viviendas ocupadas que todavía sobreviven, la Corrala Utopía. Allí han asistido activistas de colectivos como StopDeshaucios o la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) de todas las provincias de Andalucía.

Comparte este artículo: