Juncker: las exigencias a España incluirán reformas estructurales y nuevas medidas de ahorro

Comparte este artículo:

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha lanzado hoy un aviso a España, a la que sus socios europeos exigirán nuevas medidas de ajuste y reformas estructurales.

En declaraciones a la cadena de televisión de Baviera (Alemania), Juncker ha apuntado que las exigencias a España serán “muy duras”.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ya se comprometió la semana pasada con el Eurogrupo a adoptar “todas las medidas financieras adicionales” que sean necesarias para cumplir con el objetivo de déficit para este año (el 6,3% del PIB). El presidente del Eurogrupo desveló además que el Gobierno español aprobará antes de que acabe el mes un nuevo plan nacional de reformas estructurales siguiendo las recomendaciones de la UE y con un calendario preciso de aplicación.

En las últimas semanas ha aumentado la presión sobre el Gobierno que preside Mariano Rajoy para que solicite ayuda al fondo de rescate de la zona euro. Los expertos auguran nuevas turbulencias en el mercado de deuda si el Ejecutivo español demora en exceso la solicitud del rescate.

Desde el Gobierno, no obstante, prefieren esperar hasta tener claro cuáles serían las consecuencias del rescate. Así lo ha asegurado hoy la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha apuntado que el Ejecutivo tomará la decisión de acudir o no al fondo de rescate “cuando tenga las cosas atadas y bien atadas”.

Unión bancaria
Juncker también ha apuntado que la nueva unión bancaria debe preparase con mucho cuidado y ha coincidió con Alemania en que una de las principales dificultades del proyecto es encontrar el modo de supervisar 6.000 las entidades de la zona euro. Por esta razón, el funcionario ha señalado que podría ponerse en marcha únicamente con los bancos sistémicos.

Grecia debe seguir en el euro
Juncker también ha hablado sobre la situación de Grecia y ha destacado que el país heleno es cada vez más competitivo y que los costes salariales se han reducido considerablemente. El alto funcionario europeo ha apuntado que los países de la zona euro deben esforzarse por mantener a sus socios griegos dentro del euro.

“No es el caso (de Grecia) de que el programa haya sido inefectivo”, ha asegurado. “(Una salida griega) del euro sería desastroso para los griegos… Europa en conjunto también se debilitaría”, ha señalado Juncker.

Comparte este artículo: