Brigadas denuncia que los controles policiales racistas persisten en Madrid

Comparte este artículo:

Los controles de identidad por perfil racial, las polémicas “redadas racistas” dirigidas contra la población de origen inmigrante, siguen siendo una realidad en Madrid, según ha denunciado la mañana del viernes las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos. Desde la publicación de la circular que presuntamente prohibía este tipo de prácticas, el colectivo ha recibido 144 avisos de controles efectuados por agentes de la Policía Nacional y ha detectado de forma presencial controles de perfil racial en una de cada tres salidas de observación que han hecho entre mayo de 2011 y julio de 2012.

JPG - 31.8 KB

Vecinos del barrio de Lavapiés señalan una redada racista. Madrid, verano de 2011

Según han detallado activistas de este colectivo, la mayor parte de avisos que han recibido procedían de los barrios de Lavapiés y Usera, ambas zonas con un alto porcentaje de población inmigrante, donde esta práctica ha sido “especialmente severa”. Las Brigadas también han notado un cambio en el ’modus operandi’: si bien los controles siguen sucediendo en la calle y en nodos de transporte o en locales como locutorios, han observado un aumento en la intervención de agentes de paisano y en la práctica de detener conductores de aspecto extranjero. Brigadas ha anunciado que este otoño publicará un segundo dossier con información actualizada sobre los controles por perfil racial.

La mañana del viernes 14 Brigadas ha presentado una demanda por lo contencioso-administrativo contra la delegación del Gobierno en Madrid “por vulneración de derechos fundamentales” debido a la persistencia de los controles por perfil racial. En una entrevista celebrada la misma mañana en la web del diario El País, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado que “no se realizan detenciones masivas a ciudadanos” a raíz de “identificaciones indiscriminadas a inmigrantes por motivos raciales”. Cifuentes ha calificado a este tipo de controles de “práctica habitual” durante el mandato de Alfredo Pérez Rubalcaba y Antonio Camacho, últimos responsables del anterior Gobierno en Interior.

Comparte este artículo: