Marchan en Chile en memoria de víctimas de la dictadura de Pinochet

Comparte este artículo:

Con ocho detenidos e incidentes aislados culminó la marcha al Cementerio General de Santiago de Chile, en memoria de los detenidos y desaparecidos de la dictadura de Augusto Pinochet, en el 39° aniversario del golpe que derrocó a Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.

Portando pancartas, banderas chilenas y del Partido Comunista (PC), los manifestantes partieron desde la plaza Los Héroes, en el centro de Santiago, para terminar en el cementerio general, donde se erige el Memorial del Detenido Desaparecido y Ejecutado Político, que recuerda a las víctimas dela dictadura militar.

La marcha siguió por calles aledañas al palacio presidencial de La Moneda, donde la policía montó un fuerte resguardo para evitar que se acercaran los manifestantes, hasta concluir en el cementerio, donde los manifestantes terminaron siendo dispersados con gases y carros lanza aguas.

La manifestación se desarrolló en medio de incidentes donde encapuchados lanzaron piedras a oficinas de instituciones públicas.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro, llamó al actual Gobierno e Sebastián Piñera “a terminar con la impunidad y la represión policial y avanzar en verdad y justicia “.

La actividad de este domingo dio inicio a la conmemoración del 11 de septiembre de 1973 que quebró la democracia en Chile durante 17 años y el próximo martes diversos colectivos irán a dejar flores a la puerta de Morandé 80, en el Palacio de La Moneda, desde del Ejecutivo, la que habitualmente utilizaba el presidente Salvador Allende.

También ese día, familiares y adherentes del Partido Socialistas visitarán el monumento al presidente Allende, que se levanta frente a la casa de Gobierno, entre otras manifestaciones.

La dictadura de Pinochet dejó más de 3 mil muertos, y otras 37 mil víctimas que sufrieron cárcel y torturas.

Los tribunales chilenos mantienen abiertas 350 causas por desapariciones, torturas, encierros ilegales o conspiraciones que datan del período dictatorial y que involucran a unos 700 militares y agentes civiles.

Comparte este artículo: