Las FARC reiteran que la vía es la paz tras el operativo militar de Santos

Comparte este artículo:

En una rueda de prensa ofrecida en La Habana el mismo día en que el Gobierno de Juan Manuel Santos anunciaba la muerte en un operativo del «número dos» de las FARC, portavoces de la guerrilla aseguraron que plantearán un cese al fuego bilateral «tan pronto como nos sentemos en la mesa de diálogo», cuya constitución está prevista para el 8 de octubre en Oslo. «Estamos aquí para hablar de paz», aseguraron, al tiempo que reconocieron que «nada va a ser fácil».

p019_f01_199x104.jpg

 

GARA |

En una rueda de prensa de aproximadamente una hora ofrecida en La Habana, sede principal del proceso de negociación entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, una delegación de la guerrilla anunció su intención de plantear un alto el fuego «tan pronto como nos sentemos en la mesa de negociación», que se prevé para el próximo 8 de octubre en Oslo, Noruega, y reiteró su disposición a «hablar de paz, no de guerra» y a no levantarse de la mesa hasta no obtener un resultado satisfactorio para la paz.

«El cese del fuego lo vamos a plantear inmediatamente nos sentemos a la mesa», destacó Jaime Alberto Parra, también conocido como «Mauricio Jaramillo», miembro del Secretariado (dirección) de las FARC.

Añadió que en ningún momento de los contactos exploratorios mantenidos durante seis meses con el Gobierno colombiano se planteó el establecimiento de una «zona de despeje» como la que hubo en el Caguán hace diez años.

Sobre «los errores del pasado» que el presidente, Juan Manuel Santos, pidió «no repetir» como una de las premisas para iniciar un proceso de negociación, remarcó que «el error del pasado fue no darle la posibilidad a la paz y que esta se convierta en la protagonista principal del país».

Consideró también que «todas las experiencias anteriores han reafirmado nuestra voluntad de paz y que la paz es el el camino. La palabra Caguán se volvió un demonio para ciertos sectores de la opinión pública nacional e internacional. Quien aspira a la reelección desde la trinchera de quienes se oponen a este proceso fue el responsable de que el Caguán fracasara», remarcó en alusión al expresidente Álvaro Uribe.

Añadió que «todavía no hemos construido la experiencia más avanzada. Esperamos que sea esta que nace de la agenda de La Habana. Por ello, no debemos despistarnos en los errores del pasado, porque cada uno, Gobierno y guerrilla, obviamente, tiene una lectura distinta».

A preguntas de los numerosos periodistas reunidos en el Palacio de Convenciones de la capital cubana, Rodrigo Granda aseguró que no tienen a ninguna persona en su poder. «En Colombia secuestran paramilitares, aparatos del Estado y delincuentes comunes y quien lo hace imputa esos secuestrados a las FARC. En un momento se dijo que teníamos 2.900 secuestrados. Se hizo un balance bloque por bloque, frente por frente, y salió falsa la imputación que se nos hacía. Ahora, francotiradores de la paz empiezan a remover este tema. Podemos garantizar que ya no hay ningún retenido por nuestra parte; eso sería violatorio de la política de las FARC, tal y como declaró en febrero el compañero Alfonso Cano», subrayó.

En un vídeo mostrado antes de que la delegación guerrillera respondiera a los numerosos periodistas que acudieron al Palacio de Convenciones de la capital cubana, el líder de las FARC «Timoleón Jiménez» prometió «perseverar sin tregua en la lucha por la paz»». Esta declaración se produjo horas después de que el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón anunciara la muerte el martes durante una operación conjunta de la Policía, el Ejército y la Fuerza Aérea de José Epimenio Molina, también conocido como «Danilo García», a quien situó como «número dos» de las FARC y «mano derecha» del «Timoleón Jiménez».

Exigen la participación de «Simón Trinidad», preso en EEUU

Uno de los temas más espinosos en estos momentos es la participación de «Simón Trinidad» en la mesa de negociación. Preso en el estado de Florida, tras su detención en 2004 en Ecuador, de donde fue deportado, y su posterior entrega a EEUU por parte del Gobierno de Álvaro Uribe, las FARC lo consideran «un símbolo de la dignidad de los luchadores populares, junto a los cinco cubanos y a los compañeros -independentistas- de Puerto Rico presos en ese país. Simón está encarcelado simplemente por su condición política y queremos rescatarlo junto a la compañera Sonia e Iván Vargas», afirmó Rodrigo Granda. Adelantó que han tomado «la decisión de tener al camarada Simón en la mesa de diálogo, independientemente de las molestias que pueda causar y a quién se las pueda causar». Trinidad ya participó como negociador en el proceso abierto en el Caguán.

«Esta negociación no será nada fácil, siempre va a haber temas que no le gusten al Gobierno, pero para eso estamos, para dialogar y estamos dispuestos a buscar la mejor salida para preservar la mesa y cuidar esta oportunidad de paz para Colombia», incidió Granda.

Ayer se confirmó también que «Iván Márquez» y «Jesús Santrich» encabezarán el equipo negociador de las FARC en Noruega y Cuba.

El presidente, Juan Manuel Santos, no tardó en referirse a a esta exigencia. «El proceso tiene que ser realista y eso es muy importante, hay cosas que se pueden y otras no», destacó. Admitió que en sus conversaciones con su homólogo estadounidense, Barack Obama, no ha abordado nunca su posible excarcelación. GARA

Comparte este artículo: