Las FARC afirman que irán a la mesa de negociaciones «sin rencores»

Comparte este artículo:

Las FARC afirmaron en un vídeo difundido por medios colombianos que acudirán a la mesa de negociaciones «sin rencores ni arrogancias». Se trata de la primera reacción después de que el presidente Juan Manuel Santos confirmara diálogos «exploratorios» con la guerrilla para lograr el fin del conflicto. El mandatario colombiano aseguró en su programa de radio que «siempre todas las guerras terminan con un tipo de acuerdo, de diálogo».

p017_f01_138x100.jpg

 

 

El líder de las FARC-EP, Rodrigo Londoño Echeverry, conocido también como «Timochenko» o «Timoleón Jiménez», confirmó ayer los diálogos exploratorios emprendidos con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos en busca de un acuerdo de paz, tras casi 50 años de conflicto armado. «Llegamos a la mesa de diálogo sin rencores ni arrogancias», remarcó en un vídeo, cuyo sonido fue retransmitido por radio Caracol. «Hemos jurado vencer y venceremos», añadió. Esta es la primera declaración de la guerrilla después de que el 27 de agosto Santos revelara que su Gobierno ha emprendido «conversaciones exploratorias» con las FARC para «buscar el fin del conflicto».

El mensaje, titulado «Vídeo por la paz», muestra también a cuatro jóvenes vestidos de guerrilleros cantando un rap a favor del diálogo, cuyo inicio oficial arrancará, según filtraron medios colombianos, el próximo 5 de octubre en Noruega, aunque el grueso de las conversaciones se llevarán a cabo en Cuba. Ambos gobiernos ejercerán de garantes del proceso, mientras que Chile y Venezuela harán labores de acompañamiento.

«Me voy para La Habana, esta vez para conversar. El burgués que nos buscaba no nos pudo derrotar. Me voy para La Habana, esta vez a conversar con aquél que me acusaba de mentir sobre la paz. Me voy para La Habana, supieran con qué emoción me voy a conversar la suerte de mi nación», dice el texto de la canción. El vídeo culmina con la imagen de los cuatro guerrilleros ya vestidos de civil abandonando la selva para irse a la capital cubana.

Poco antes de darse a conocer este comunicado audiovisual, Santos aseguró en su programa de radio «En línea con el presidente» que «siempre, todas las guerras terminan con un tipo de acuerdos, de diálogos y por eso queremos ponerle fin a este conflicto a través de un acuerdo y de un diálogo sin que volvamos a repetir los errores del pasado». «Con mucha esperanza los colombianos estamos viendo si podemos finiquitar este conflicto que tantos dolores nos ha causado», incidió.

El fracaso más reciente fue el diálogo con el Gobierno del presidente conservador Andrés Pastrana (1998-2002) en la zona del Caguán, un territorio de 42.000 kilómetros cuadrados que fue desmilitarizado para permitir esas conversaciones.

Según versiones de prensa divulgadas el domingo, los contactos entre el Gobierno de Santos y las FARC se realizaron desde principios de este año en Barinas (Venezuela) y en La Habana, donde se estableció una agenda temática de negociación de seis puntos.

Una de las voces más críticas con este incipiente proceso es la del expresidente Álvaro Uribe, quien ha arremetido duramente contra su compañero de partido y otrora delfín político. «Ahora me angustia que un país que estaba energizado por el optimismo de la seguridad, impulsado por la inversión y resuelto por la cohesión social entre en el congelador de la incertidumbre de pensar qué pasará en las negociaciones con el terrorismo», subrayó. Asimismo, rechazó la actual política de seguridad.

Exportavoz de Pastrana en el Caguán pide el cese de hostilidades

En su comparecencia para confirmar los diálogos «exploratorios» con las FARC, el presidente, Juan Manuel Santos, dejó claro que proseguirán los operativos militares aunque, al mismo tiempo, estén dialogando con la guerrilla. No obstante, afirmó que una de las premisas para iniciar un proceso de paz será «aprender de los errores del pasado para no repetirlos», en alusión al fracaso de las negociaciones llevadas a cabo hace diez años en el Caguán, en las que el exsenador Fabio Valencia Cossio ejerció de portavoz y principal negociador del Gobierno de Andrés Pastrana. En una entrevista concedida al periódico colombiano «El Espectador», el también exministro de Álvaro Uribe defendió el diálogo «como instrumento de negociación. Me parece que si se dan las condiciones y se trata de una posibilidad seria que conduzca a la paz, no hay ningún colombiano que se oponga o no esté de acuerdo».

En su opinión, «uno de los errores del pasado» que no se debería de repetir es el establecimiento de «una zona de distensión» como en el Caguán porque «no se reglamentó debidamente y condujo a que las FARC la convirtieran en un terreno para fortalecerse». Reconoció que mientras negociaban, Pastrana «fortaleció a las Fuerzas Militares y logró el Plan Colombia» con Estados Unidos.

Asumió que «no se puede negociar en medio del conflicto, ese es un error gravísimo. Debe haber cese al fuego y cese de hostilidades». Otro de los «errores» que observa es «no ponerle término a las negociaciones. Se debe definir qué es lo que se va a negociar», para que «esto no se convierta en un `dialoguitis’». GARA

Comparte este artículo: