Tormaleo se une a la huelga y extiende el conflicto a todo el grupo Alonso

Comparte este artículo:

 

Noticias relacionadas

Los setenta trabajadores de la explotación a cielo abierto de Tormaleo, en Coto Minero del Cantábrico y perteneciente al concejo asturiano de Ibias, se sumaron ayer a la huelga que comenzó hace algo más de una semana en Uminsa debido al nuevo calendario laboral que la empresa quiere imponerles, con seis días de trabajo y tres de descanso y menor remuneración. De esta forma, y salvo los trabajadores de Fonfría, que aceptaron el cambio de turno a comienzos de año para acoger a sus compañeros de Nueva Julia, todos los cielos abiertos y minas de interior del grupo Alonso se han unido a la huelga.
En un principio, esta explotación no había solicitado la huelga, sin embargo en las primeras jornadas su actividad se vio interrumpida, al igual que el cielo abierto de Cerredo por la acción de los piquetes. Unos días más tarde, la explotación de Cerredo se sumaba  a esta huelga. Tras conocer que Tormaleo ya había solicitado sumarse a la misma, los piquetes decidieron que las labores en Tormaleo continuaran con normalidad hasta la jornada de ayer, cuando legalmente han podido secundar la huelga.

Piquete en Fonfría
Por otra parte, un nuevo grupo de trabajadores de las explotaciones mineras a cielo abierto, que ya llevan una semana en huelga, se han vuelto a concentrar a las puertas del parque móvil de las Rozas de Villablino, mientras que otro grupo de este colectivo ha vuelto a parar a los trabajadores del cielo abierto de Fonfría en la localidad lacianiega de Caboalles de Abajo.
En la jornada de ayer, representantes sindicales de Coto Minero Cantábrico de interior (CMC) se han reunido con representantes de las explotaciones a cielo abierto que están en huelga para acercar posturas.
Según los trabajadores que secundan esta huelga, afirman que el último planteamiento de la empresa, ampliando a 18 horas al mes su jornada, con el sueldo actual, «es una vergüenza» y lamentan que ningún sindicato ni grupo político se haya manifestado al respecto, ya que consideran que es una jornada fuera de la legalidad debido a que «la ley marca 40 horas semanales y a nosotros nos salen muchas más».
En este sentido, destacan que con este nuevo horario se provocarían un número mayor de accidentes laborales, ya que los trabajadores no descansarían suficientemente.   Para finalizar, este grupo reitera que tan sólo quieren mantener las condiciones laborales que tenían antes y con unas garantías. En este sentido, señalan que aunque la empresa pueda amenazar con despidos, no les va a amedrentar para continuar con esta situación.
Por el momento, los trabajadores del cielo abierto de Fonfría no se han sumado a la huelga que afecta al resto de Uminsa debido a que este nuevo calendario laboral por el que ahora luchan sus compañeros, ya lo habían firmado a principios de año cuando esta explotación acogió a los trabajadores del cielo abierto de Nueva Julia perteneciente al municipio babiano de Cabrillanes y que tiene una vigencia de hasta el próximo día 31 de octubre.

Comparte este artículo: