Por el cierre de Urgencias Un jubilado de Leganés inicia una huelga de hambre indefinida

Comparte este artículo:

 

Lucrecio Teba, un jubilado de 64 años y vecino del barrio de La Fortuna de Leganés, iniciará este lunes una huelga de hambre indefinida tras el anuncio de la supresión del servicio de Urgencias las noches de lunes a jueves en el centro de salud Marie Curie de la barriada, previsto a partir del próximo 1 de octubre.

El jubilado iniciará su reivindicación a partir de las 20 horas, tras desplazarse acompañado por varios vecinos desde su vivienda a las puertas del centro sanitario, donde permanecerá sentado en una hamaca ingiriendo únicamente agua, suero y vitaminas.

El vecino de La Fortuna ha decidido iniciar esta acción como medida de “protesta” por la decisión de la Comunidad de Madrid de cerrar el servicio de urgencias en la barriada durante las noches de lunes a jueves, lo que obligará a los residentes en la barriada leganense a desplazarse hasta el hospital Severo Ochoa, ubicado a unos seis kilómetros.

“El problema es que hay mucha gente mayor que no tiene vehículo propio y que, en caso de necesidad, no podrá desplazarse hasta el hospital”, ha explicado a Europa Press.

“Hago la huelga porque tenemos en este barrio 17.000 personas que tenemos un derecho a este servicio, y no se puede consentir”, ha señalado. Lucrecio Teba ha participado en los últimos meses en todas las reivindicaciones vecinales en la barriada para intentar que la consejería de Sanidad no imponga el cierre nocturno de las Urgencias, entre ellas manifestaciones, encierros en el priopio centro y recogida de firmas.

“Como veo que no están por la labor, no me han dejado otra salida”, ha precisado tras asegurar que el pasado mes de julio envió una carta a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, explicándole la medida que tenía previsto adoptar. También remitió una copia al alcalde de Leganés, Jesús Gómez, del PP.

“Desde la Comunidad no se han dignado a responder y del Ayuntamiento han venido dos personas para explicar que están moviendo el tema para que las Urgencias no se cierren”, ha desvelado.

Las explicaciones, no obstante, no le han convencido y por ello iniciará la huelga de hambre “hasta que aguante”. Según Lucrecio, los médicos del centro sanitario vigilarán sus constantes y estarán pendientes de su evolución ya que, además, sufre hipertensión.

Entretanto, la asociación de vecinos Nueva Fortuna ha dado todo su apoyo al jubilado, aunque han intentado disuadirle de que no inicie la movilización por el riesgo que podría implicar para su salud.

Una portavoz del colectivo, Angelines Micó, ha apuntado a la “valentía” de Lucrecio por adoptar esta medida. “No hay derecho a que se cierren (las Urgencias cuatro días a la semana) cuando hay mucha gente mayor que no tiene coche para desplazarse al hospital”, ha explicado.

Por su parte, Lucrecio ha asegurado que, según los documentos que él mismo ha visionado, el servicio de Urgencias de La Fortuna atiende una media de diez urgencias al día lo que, a su entender, justificaría el “mantenimiento del servicio”. “Yo he visto esos registros”, ha apostillado.

Comparte este artículo: