Colombia firma en Cuba un acuerdo para iniciar diálogos de paz con las FARC

Comparte este artículo:

Las negociaciones comenzarán en octubre en Oslo y tendrán como mediador al ex presidente colombiano César Gaviria

 

Tras casi medio siglo de conflicto armado, el Gobierno de Juan Manuel Santos firmó en La Habana un acuerdo para iniciar diálogos formales de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Durante una alocución desde la Casa de Nariño, Santos aseguró que en los próximos días dará a conocer los resultados de los contactos ya mantenidos con las FARC.

Las negociaciones entre las partes comenzarían en octubre en Oslo, Noruega, y tendrían como mediador al ex presidente colombiano César Gaviria. La información fue revelada por el director de noticias de la cadena de radio RCN, el ex vicepresidente Francisco Santos, primo del actual presidente Juan Manuel Santos, quien dijo que el Gobierno anunciará la apertura del diálogo “en los próximos días”.

 

“La agenda de negociación entre el gobierno y las FARC tendría seis temas básicos, pero por primera vez se hablaría de asuntos como la desmovilización de guerrilleros, cese de hostilidades y entrega de armas, asuntos que han limitado en el pasado las conversaciones”, señaló Francisco Santos al entregar la información.

 

Francisco Santos dio a conocer detalles de lo que se supone es un secreto de Estado, pero de cuyo progreso depende el futuro político del país sudamericano. Antes de finalizar la presente semana el Gobierno colombiano estará haciendo público el proceso de diálogo con las FARC.

 

El Gobierno de Colombia no tiene previsto “por ahora” hacer un pronunciamiento oficial sobre el acuerdo que hacen público los medios de comunicación internacionales, dijeron fuentes del Ejecutivo.

 

Por su parte, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe a manera de crítica contra su sucesor -de quien se ha convertido en un fuerte opositor-, aseguró que el gobierno ha mantenido contactos con las FARC y que eso le parece “incomprensible” y cree que “con el terrorismo lo único que hay que negociar es el sometimiento a la justicia” y que estos diálogos son “una ofensa a la democracia” dijo a RCN.

 

En un video divulgado por la agencia de noticias Anncol y enviado a todos los medios de comunicación, el máximo jefe de las FARC, Alfonso Cano, anunció en agosto del 2011 el deseo de la guerrilla de emprender diálogos de paz que pongan fin a la violencia que vive Colombia desde hace casi medio siglo.

 

En un comunicado emitido el pasado 19 de abril, reiteraron su disposición a iniciar un proceso de diálogo con el Gobierno presidido por Juan Manuel Santos. Subrayaron que la reincorporación a la vida civil implica y exige una Colombia distinta, por lo que confían “en que sea esa la voluntad oficial. Así, sin duda, podremos entre todos desenterrar la paz.

 

Sin más ases bajo la manga, Santos”. El periodista independiente Miguel Sarmiento cree que la amenaza de obstrucción al proceso de paz proviene del exlíder colombiano Álvaro Uribe, quien teme que se revelen sus lazos con los paramilitares.

 

“Lo que más se puede interponer en este momento al diálogo y a la paz en Colombia, lastimosamente es el expresidente, Álvaro Uribe Vélez, quien ha estado muy activo en el Twitter denunciando los diálogos y denunciando a toda persona que quiera tratar de llegar a un acuerdo de paz con los alzados en armas”, aseguró Sarmiento.

 

Publicado en El País: Santos confirma “conversaciones exploratorias” con las FARC para la paz

El presidente Juan Manuel Santos ha anunciado en la noche de este lunes de manera oficial el inicio de “conversaciones exploratorias” con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para buscar un fin del conflicto armado que cumple medio siglo.

“Desde el primer día de mi Gobierno he cumplido con la obligación constitucional de buscar la paz. En esa dirección, se han desarrollado conversaciones exploratorias con las FARC para buscar el fin del conflicto”, dijo Santos en una declaración radiotelevisada.

La declaración de Santos cerró una febril jornada que comenzó con una información de la cadena Telesur, afín al presidente venezolano Hugo Chávez, en la que se daban detalles de lo que sería una virtual negociación de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla alzada en armas.

Ante el silencio del Gobierno y de las FARC, muchos medios dieron por cierta la noticia. Al caer la tarde, desde la Casa de Nariño se informó de que el mandatario haría una “trascendental alocución”.

Se han desarrollado conversaciones exploratorias con las FARC para buscar el fin del conflicto

Juan Manuel Santos

Santos habló unos breves minutos en los que aceptó la veracidad de la información: “Quiero manifestar claramente a los colombianos que los acercamientos se han hecho”. Luego dijo que lo conversado hasta ahora y lo que se haga en el futuro se enmarcan en los siguientes principios rectores: “Primero: Vamos a aprender de los errores del pasado para no repetirlos. Segundo: Cualquier proceso tiene que llevar al fin del conflicto, no a su prolongación. Tercero: Se mantendrán las operaciones y la presencia militar sobre cada centímetro del territorio nacional”.

Esto significa que no va a haber ningún tipo de despeje como ocurrió en el pasado cuando entre la administración del entonces presidente Andrés Pastrana y la misma guerrilla se realizaron los diálogos en el selvático territorio del Caguán. Por lo filtrado hasta ahora, las conversaciones se harán en Oslo y en La Habana.

El expresidente liberal Ernesto Samper Pizano reaccionó con optimismo a la noticia. Dijo que la Ley de Restitución de Tierras y la Ley de Víctimas, ambas iniciativas impulsadas por Santos, han creado un “ambiente amable” para que la guerrilla se siente a conversar.

Sin embargo, el expresidente Álvaro Uribe Vélez se mostró contrariado. Dijo que hablar con la guerrilla era hacerlo con el terrorismo. Para él, la única alternativa debe ser el aniquilamiento militar.

Santos fue más allá al dar a conocer también una posibilidad de conversar con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla en importancia del país. “Adicionalmente, hoy el ELN ha manifestado a un medio de comunicación internacional su interés en participar en conversaciones dirigidas a poner fin a la violencia. A ese grupo guerrillero le digo que –dentro del marco de estos principios rectores– ellos también podrían ser parte de este esfuerzo por terminar el conflicto”, explicó.

Santos dejó entrever que la prudencia será una de sus herramientas para adelantar los diálogos. “En los próximos días se darán a conocer los resultados de los acercamientos con las FARC. Los colombianos pueden confiar plenamente en que el Gobierno está obrando con prudencia, seriedad y firmeza, anteponiendo siempre el bienestar y la tranquilidad de todos los habitantes de nuestro país”.

 

Comparte este artículo: