Los sindicatos garantizan que los médicos atenderán a los ‘sin papeles’

Comparte este artículo:

Los sindicatos sanitarios de UGT y CCOO aseguraron ayer que la mayoría de médicos de la provincia atenderán a todos los ‘sin papeles’ que acudan a la consulta a partir del próximo sábado, fecha en la que entrará en vigor la Real Decreto aprobado en marzo por el Gobierno central y que deja sin asistencia sanitaria a los inmigrantes que vivan en España en situación irregular.

En la provincia de León 1.600 extranjeros están indocumentados por lo que, según el ajuste de Sanidad, deberán pagar 710 euros al año para recibir asistencia médica. De esta medida quedan excluidas los inmigrantes irregulares que necesiten asistencia urgente, las embarazadas hasta el momento de dar a luz y los menores de edad.

«Por encima de todo son personas, cosa que parece que los políticos han olvidado», destacó el secretario de Sanidad provincial de UGT, Faustino Sánchez. Motivo por el cual «nosotros nos vamos a oponer a estas medidas», destacó Sánchez.

Por otra parte, apuntó que se trata de una «razón de salud pública», y, por ello, «no podemos dejar a este colectivo, con los riesgos que tiene, sin atención sanitaria, porque esto supondría incrementar los riesgos de salud pública al resto de ciudadanos».

Desde CCOO, el secretario provincial de Sanidad Jesús Mencía, criticó que «el problema es que a esta gente se le impida entrar en la consulta aunque el médico involucrado estuviera dispuesto a atenderle», por lo que recordó que «posiblemente el médico no lo pueda atender porque no tenga constancia del paciente».

Mencía explicó que el problema está en que «al paciente que no tiene cartilla sanitaria no se le puede asignar un cupo y si no se le asigna ese cupo no se le podrá asignar una consulta» por lo que añadió que «al final estas personas acabarán en un servicio de urgencias».

El secretario de CCOO confirma que «nadie va a quedar sin atender pero lo cierto es que a mucha gente se le están cerrando puertas».

No existe un registro oficial en León en el que los profesionales se apunten para poder manifestar su disposición oficial a atender a este tipo de personas.

Sin embargo, a principios de mes diez médicos leoneses se presentaron voluntario en Cáritas para atender a inmigrantes en esta situación y otros se han apuntado en el archivo de la Sociedad de Médicos de Familia como objetores de esta medida, una lista a la que ya pertenecen más de 1.000 médicos de toda España.

Los irregulares, según este Real Decreto, deberán formalizar un convenio con la Seguridad Social que tendrá un coste de 710 euros al año (59,20 al mes), salvo en los casos de personas mayores de 65 años, en los que la cuantía a pagar ascenderá hasta los 1.864 euros al año (155,40 al mes).

Comparte este artículo: