Los 2000 mineros de los cielos abiertos de Uminsa inician hoy una nueva huelga

Comparte este artículo:

inicioUn total de 2.000 trabajadores de Uminsa y de otras 17 empresas auxiliares están llamados a secundar la huelga indefinida convocada por los sindicatos de Minería de UGT y CCOO que se inicia a las doce de la noche de hoy. Los mineros protestan así por los cambios aplicados por la compañía del grupo Alonso en los turnos de trabajo y en las condiciones salariales de los trabajadores de los cielos abiertos. La huelga podría tener un seguimiento desigual ya que en algunos centros de trabajo de la compañía las plantillas han decidido en asamblea no apoyar la convocatoria.fin

La movilización se inicia cuando apenas han transcurrido dos semanas desde el final de las movilizaciones por el recorte del 63% aplicado por parte del Ministerio de Industria en las ayudas a las empresas, si bien la protesta va dirigida en este caso contra el empresario Victorino Alonso.

Aunque en principio en la comarca berciana la medida afecta directamente a los 160 trabajadores del cielo abierto de la Gran Corta de Fabero, a ellos se sumarían también los de la explotación de exterior de Cerredo, lo que podría elevar la cifra hasta los 400. Desde los sindicatos confían en que finalmente se unan a la huelga el resto de trabajadores de la compañía por entender que los cambios y los recortes aplicados por la compañía acabarán afectando finalmente a todos los trabajadores del grupo empresarial.

Los sindicatos están celebrando a lo largo del día asambleas en los diferentes centros de trabajo de la compañía al final de cada uno de los turnos para informarles de la situación con el fin de que finalmente se unan todos a la huelga. Unas reuniones que ya han tenido lugar en los relevos de noche.

El seguimiento de la huelga se apunta, en principio, desigual, teniendo en cuenta los resultados de las votaciones en las asambleas que se han celebrado ya en algunos centros de trabajo en los que los trabajadores han decidido por mayoría no secundar la huelga.

Desde los sindicatos confían, todavía, en un cambio de actitud por parte de la empresa, teniendo en cuenta, además, el recorte del 45% en la producción de las empresas que aplicará el Ministerio de Industria. “Si al final el plan de reducción de toneladas anunciado por el Gobierno se lleva a cabo entendemos que no debería tomar este tipo de medidas”, explica Santiago Rodríguez, miembro del comité intercentros de Uminsa, quien deja claro que lo único que defienden es el mantenimiento de las condiciones de trabajo. “Nosotros lo único que venimos planteando es que se mantenga lo mismo que teníamos antes de entrar en la última huelga, tampoco estamos pidiendo nada desorbitado, simplemente mantener las condiciones”.

Alerta por el recorte de la producción

Por otro lado, los sindicatos temen que este nuevo recorte en la producción de las empresas que estudia aplicar el Ministerio de Industria puede tener consecuencias en la parte social dado que podría provocar recortes en las plantillas.

Desde la parte social consideran que la medida anunciada por el Gobierno a las empresas y que recorta un 45% la producción este año permitiendo extraer un máximo de 5 millones de toneladas vendrá a poner la puntilla al sector minero.

Por su parte, y en el terreno político, la vicesecretaria del PSOE de Castilla y León, Ángela Marqués exige al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que inicie contacdtos con su gobierno al más alto nivel para impedir que se produzca la reducción de un 45% de la producción de carbón para las empresas del sector.

Marqués considera que presidente de la Junta tiene que paralizar el proceso para que el borrador de la Orden ministerial que ha recibido la patronal Carbounión se publique finalmente en el BOE. De lo contrario, cree que esta medida acabará con el sector minero como principal fuente de riqueza en la zona.

Las críticas han llegado también desde dentro del PP. Tanto el alcalde de Bembibre como el de Páramo del Sil no han dudado en arremeter contra la intención del Ministerio de Industria de recortar la producción a las empresas para este año.

El regidor de Páramo, Ángel Calvo, y presidente también de la Asociación de Comarcas Mineras (Acom) cree que supondrá una muerte anticipada tanto de las empresas como de  las cuencas mineras. “Creo que supondrá una reestructuración en las empresas con una pérdida de empleos, la muerte anticipada de estas empresas y de las cuencas”. Considera que “si el Ministerio no ha dado una a derechas desde que ha entrado, con esta ya la remata”.

Por su parte, el alcalde de Bembibre, Manuel Otero, y vicepresidente de la Asociación Reginal de Municipios Mineros (Armi) se opone también a la medida anunciada por el Ministerio que pretende recortar al 45% la producción de las empresas mineras. Tiene claro que la primera consecuencia directa será la reducción de puestos de trabajo.

Comparte este artículo: