Cuba prueba que Carromero y Modig se involucraron en actividades ilegales (+ Video)

Comparte este artículo:

La Televisión Cubana demostró en un documental transmitido en la noche del viernes que Ángel Carromero y Jens Aron Modig, los dos extranjeros involucrados en el accidente del pasado 22 de julio cerca de Bayamo, entraron con visas de turista y  se involucraron en actividades netamente políticas, violando la legislación cubana.

Este hecho puso en “evidencia  la conexión de políticas anticubanas y agrupaciones de derecha extranjeras, que por dinero y coincidencia ideológica se unieron para derrocar la Revolución”, aseguró el reportaje televisivo.

El material ofrece amplia información además sobre los nexos entre organizaciones políticas europeas de derecha y agencias especiales del gobierno de los Estados Unidos, con el fin de realizar actividades de subversión contra la Isla.

Ángel Carromero Barrios, el conductor del vehículo accidentado, negó las versiones de que un vehículo los impactara por la parte trasera al momento del accidente y solicitó a la opinión pública internacional no utilizar el hecho con fines políticos.

Simplemente iba conduciendo, me percaté de un bache y tomé las precauciones de cualquier automovilista de accionar el freno, pero perdí el control y no recuerdo haber visto señales, explicó.

A pesar de las declaraciones de los implicados, políticos de derecha responsabilizaron al Gobierno de la isla con lo ocurrido. Tras el suceso, por ejemplo, la Oficina de Prensa de la Casa Blanca expresó sus intenciones de apoyar a la subversión interna en Cuba, a la vez que el candidato presidencial estadounidense, Mitt Romney, dudó de la investigación de las autoridades cubanas, comentó el locutor del documental.

En el video se prueba además que Carromero, Vicesecretario General de Nuevas Generaciones, sector juvenil del Partido Popular de España, es un hombre cercano a  José María Aznar, expresidente del gobierno, y Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, afiliados ambos a las políticas anticubanas.

El otro pasajero,  Jens Aron Modig, líder del Partido Demócrata Cristiano Sueco, de una línea política similar a la del ultraconservador “Tea Party” norteamericano, es presidente de su Liga Juvenil, y antes de llegar a Cuba sostuvo reuniones con el Instituto Republicano Internacional (IRI) y vinculado a quienes en la derecha nórdica más nos hostigan.

La visita a Cuba de ambos no fue por propia iniciativa, sino como parte de una operación organizada por Anikka Rigo, jefa de la Sección de Relaciones Exteriores del Partido Demócrata Cristiano Sueco, con el objetivo de traer financiamiento al minúsculo y contrarrevolucionario Movimiento Cristiano Liberación, que presidía Oswaldo Payá, uno de los fallecidos en el accidente; y de asesorar la constitución de una organización juvenil asociada a este.

Con ese propósito, el diputado del PP, Presidente de Nuevas Generaciones, miembro del Comité Ejecutivo Regional del PP y ex Asesor de Aznar, Pablo Casado Blanco, había instruido a Carromero ponerse en contacto con la española Cayetana Muriel Aguado, residente en Suecia y también del Partido Demócrata Cristiano Sueco, de la que recibió instrucciones, el dinero a entregar y un teléfono celular programado con los números necesarios.

Posteriormente, Carromero contactó al sueco Modig mediante Facebook y luego se conocieron en un restaurante madrileño.

{youtube}Mwbx3egFFeo{/youtube}

Comparte este artículo: