Desalojo irregular del espacio vecinal La Cantera en Vicálvaro

Comparte este artículo:

El Espacio Vecinal Autogestionado La Cantera , situado en el madrileño barrio de Vicálvaro, ha sido desalojado esta mañana. El inmueble fue recuperado en marzo de 2012 y es un proyecto vecinal nacido en la ola de toma de edificios vinculados a las asambleas populares del 15M. Mantenía una excelente relación con el vecindario de la zona, junto con el que se realizaron jornadas de apoyo al periódico Vicálvaro Distrito 19”, editado por la asociación de vecinos, así como la organización de forma conjunta de las fiestas del barrio.

Alberto, miembro de la asamblea gestora de La Cantera, declaraba a DIAGONAL durante el desalojo que “el espacio ha mantenido durante estos meses una vocación de ser plural y abierto, contando con la participación de gente de la asamblea del 15M del barrio, de la asamblea de jóvenes, del colectivo Yesca, así como de la agrupación local de IU“. Asimismo, asegura que las actividades que desarrollaban en el espacio tenían una clara intención de dotar al barrio de los servicios que venían siendo negados por parte de la instituciones, “recientemente se produjo en cierre de la biblioteca del barrio que gestionaba Caja Madrid, no existe ninguna ludoteca en el barrio, los precios de las instalaciones deportivas son prohibitivos para los vecinos y vecinas de un barrio obrero como este”. En La Cantera había actividades gratuitas para niños, biblioteca y gimnasio autogestionados.

El desalojo del edificio, propiedad de una inmobiliaria vinculada a la entidad Cajasol y que llevaba ocho años abandonado, se producía a partir de las siete de la mañana. Un vecino dio la voz de alarma porque nadie se encontraba dentro del inmueble en el momento. El desalojo parece haberse llevado a cabo por miembros de la compañía de seguridad Prosegur, junto con una cuadrilla de obreros que han tapiado todas las ventanas. La orden de desalojo no ha sido mostrada al abogado ni a los miembros de la asamblea que la han solicitado. Con posterioridad han llegado al lugar varias unidades de la UIP que han establecido un perímetro de seguridad impidiendo que quienes mostraban su apoyo al proyecto se acercara. Así mismo miembros de la asamblea del espacio denunciaban a DIAGONAL que, si bien se les está permitiendo sacar varios enseres que había dentro del espacio, han desaparecido una caja con dinero y un ordenador.

Todo esto hace pensar a los participantes en la asamblea de La Cantera que se trata de un desalojo realizado de forma irregular, dado que en ningún momento a lo largo de estos meses se ha producido notificación alguna por parte de los juzgados a las personas que habían sido identificadas. El centro social había recibido la visita de técnicos de sanidad del ayuntamiento de Madrid, quienes no emprendieron acción legal alguna al ver que las instalaciones se encontraban en buen estado, y también de varias dotaciones policiales que les habían comentado la “intencionalidad política” de un posible desalojo.

Las amenazas lanzadas el pasado marzo por la delegada del gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, hacia los espacios okupados han tomado cuerpo en los últimos meses. Cifuentes afirmaba que desarrollaría una estrategia de tolerancia cero respecto a los espacios recuperados. Así, se han desalojado cuatro centros sociales tomados con posterioridad al 15M: El Koala en abril, La Salamanquesa en mayo, La Osera en junio y La Cantera en julio.

Por la tarde ha sido convocada una concentración en protesta a las 20h frente al edificio desalojado, situado en la calle Titanio número 1 (Metro Vicálvaro).

Comparte este artículo: