Las restricciones al aborto aumentarán la morbilidad y la mortalidad en las mujeres

Comparte este artículo:

El presidente de la Asociación de Clínicas de Interrupción Voluntaria del Embarazo (ACAI), Santiago Barambio, ha considerado este lunes que la restricción al aborto es una “mala noticia” para las mujeres y la sociedad, y ha advertido de que, tal y como han puesto de manifiesto varias organizaciones internacionales, aumenta “espectacularmente” el aumento de la morbilidad y mortalidad, al hacerse en condiciones clandestinas y poco seguras.

 

Estas declaraciones han sido realizadas después de que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, haya asegurado que la malformación del feto no será un supuesto para abortar. Para Barambio, este hecho supondrá que “las mujeres van a tener que volver a salir de España”, pues la restricción al aborto “no disminuye” sino que fomenta “un éxodo abortivo”, “que solo soporta la gente con poder económico”.

Además, el representante de ACAI ha advertido de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido que los obstáculos a la interrupción voluntaria del embarazo se traducen en abortos clandestinos en los que la morbilidad y mortabilidad aumentan “espectacularmente”.

La OMS ha calculado que entre 60.000 y 100.000 mujeres fallecen anualmente en todo el mundo por abortos clandestinos, y que unas 8 millones ingresan en hospitales a consecuencia de complicaciones tras la intervención, ha explicado.

MOTIVO IDEOLÓGICO

En general, Barambio ha asegurado que la restricción al aborto en los casos de malformación de feto es un “elemento” dentro del contexto general de los objetivos de Gallardón que no son otros que “una prohibición ‘de facto’ del aborto“.

Para el representante de ACAI, la nueva decisión “nos llevará 40 años atrás y nos desalinea de países occidentales que, aunque cambien sus gobiernos no cambian sus leyes”. “Lo que quieren es trasladar sus ideas morales a la legislación vigente”, ha añadido.

Dicho esto, ha señalado que sus decisiones no cuentan con la opinión de otros “estamentos” de la sociedad, como los profesionales sanitarios o las propias mujeres, “como sí se hizo con la Ley anterior”.

En opinión de este profesional sanitario, el ministro con esta decisión “está haciendo política”, al “ponerse al lado de la parte ultraderechista de su propio partido”. Por este motivo, hace un llamamiento a los defensores de los derechos reproductivos, a las mujeres y a la sociedad en su conjunto para que manifiesten su desacuerdo con las nuevas medidas. Una manera de hacerlo, ha dicho, es participando en la web “Nosotras decidimos”.

La legislación actual en este campo establece el aborto libre hasta la semana 14. Y, en caso de que la mujer pueda experimentar algún riesgo o haya anomalías en el feto, puede hacerlo hasta la semana 22.

Gallardón dice que la malformación del feto no será razón para abortar

Rechazo a las propuestas de modificaciones de la ley del aborto


Comparte este artículo: