La City echa cuentas sobre el rescate de España: costará 300.000 millones de euros

Comparte este artículo:

Un informe indica que salvar a Madrid no dejará dinero en los fondos europeos para Italia.

Los grandes inversores internacionales del centro financiero de la City londinense empiezan a dar por hecho que España necesitará un rescate para financiar su déficit público, al haber perdido la confianza del mercado. “Si no se restaura la confianza de los inversores y sigue el estrés en el mercado de bonos, se puede empezar a cuestionar la sostenibilidad de la deuda pública. En este caso, España necesitará pedir la ayuda de los organismos oficiales (fondos europeos de rescate, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) para que faciliten asistencia financiera más allá de los 100.000 millones solicitados para recapitalizar la banca”, dice Fergus McCormick, analista de la agencia de ráting DBRS.

Otros analistas empiezan ya a calcular el volumen de dinero que necesitará el Gobierno español. “Nuestra previsión de que España necesitará un rescate de su deuda soberana empieza a ganar terreno”, dice Jonathan Loynes, de Capital Economics. “Las cuestiones ahora son cuando sucederá, de que tamaño será la ayuda y cuanto dinero quedará disponible [en los fondos de rescate]”.

Según Capital Economics, que asesora a inversores de la City, “un rescate para cubrir las necesidades de España hasta el final de 2013 y la mitad de 2014 costaría unos 200.000 millones de euros. Extendiendo el programa un año, la cifra aumentaría a 300.000 millones de euros (hemos asumido que España puede refinanciar sus bonos a corto plazo”.

La citada firma dice en su informe que el FMI cubriría un tercio de esa cifra. Otros 200.000 millones deberían ser asumidos por los fondos europeos de rescate, a los que hay que sumar los 100.000 del rescate a la banca. Todo ello absorbería alrededor del 70% de la capacidad de ayuda de las instituciones europeas. Por tanto, “un rescate de España dejaría muy poco dinero para ayudar de nuevo a Portugal o Irlanda, y más importante, para lidiar con problemas en Italia. Por tanto, no sería una sorpresa si la rentabilidad del bono italiano sube en paralelo al español, o incluso de forma más aguda, durante los próximos días”, concluye Jonathan Loynes.

Comparte este artículo: