Retira WWF la presidencia de honor a Juan Carlos de Borbón

Comparte este artículo:

Los socios deciden por 226 votos a favor y 13 en contra que el jefe del Estado español deje la predidencia por la cacería de elefantes en la que participó en Botsuana .

Los socios del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF España) decidieron este sábado eliminar el cargo de presidente honorífico de la organización conservacionista, que ostentaba el Rey desde su fundación, en 1968, y que ha suscitado muchas críticas tras el episodio de la cacería de elefantes protagonizado por el monarca en Botsuana (África) el pasado mes de abril.

Según confirmaron a Servimedia socios de la ONG, la decisión se adoptó por 226 votos a favor y 13 en contra en una asamblea extraordinaria celebrada en el Jardín Botánico de Madrid con el único aspecto en su orden del día de la suspensión o mantenimiento de la presidencia honorífica de la ONG.

Para aprobar la eliminación del cargo, los estatutos exigían el respaldo de dos tercios de los socios presentes en la asamblea, que fueron varias decenas, a las que se sumaron las manifestaciones emitidas por correo por parte de los que no siguieron físicamente la asamblea.

En concreto, lo que ha hecho WWF con esta decisión ha sido eliminar el artículo 6 de sus estatutos sociales, que es el que otorga la presidencia de honor de la ONG al rey Juan Carlos.

“Es Presidente Fundador y de Honor de la Asociación Su Majestad El Rey D. Juan Carlos I de España”, reza exactamente el artículo 6º de los estatutos sociales de WWF.

Puesto que WWF se define como una organización conservacionista, no se opone frontalmente a la caza, que sí rechaza si se practica de forma indiscriminada, pero que ve como un método eficaz para controlar especies que pueden llegar a suponer una amenaza para otras o, incluso, para el hombre mismo.

Tampoco fue ilegal el safari en el que participó el monarca en Botsuana, donde está permitida la caza de elefantes, aunque con limitaciones.

Sin embargo, para algunos socios de WWF no es correcto que alguien que caza animales por diversión sea el presidente honorífico de la organización, que se ha visto así obligada a convocar una asamblea extraordinaria para abordar el asunto.

Comparte este artículo: