La masiva jornada de protestas desemboca en altercados con la policía

Comparte este artículo:

Las multitudinarias protestas contra la política de recortes del Gobierno español que se han celebrado en 80 ciudades del país y han reunido a centenares de miles de personas han finalizado con tensiones entre la policía y los manifestantes.

 

Al filo de la medianoche los alrededores de la sede del Congreso en Madrid se han convertido en un foco de tensiones entre un grupo de bomberos y oficiales de la policía.

 

Los bomberos formaron una cadena humana y se pusieron ante los policías antidisturbios para evitar las cargas contra la gente, según testigos.

 

En torno a las 00:30, cuando los bomberos se retiraron, los policías empezaron a disparar balas de goma contra los manifestantes para dispersarlos. En algunas calles céntricas los activistas quemaron contenedores de basura, informan los testigos.

 

Al menos siete personas han sido detenidas durante la jornada y unas 26 han requerido asistencia médica.    La violencia policial se ha convertido en un rasgo habitual de la recientes protestes  españolas contra las medidas de austeridad.

Así, el pasado 14 de julio en Madrid dos manifestantes resultaron heridos durante la movilización que tuvo lugar ese día. A uno de ellos le rompieron el tabique nasal con una porra, y el segundo recibió una balazo de goma.

 

 

Las protestas, convocadas por CCOO y UGT, los principales sindicatos españoles, son fruto de la política de recortes que está aplicando en los últimos tiempos el Gobierno español, y que abarca el incremento del IVA, recortes en el sector público y la eliminación de las pagas extra por la Navidad, entre otras medidas
.


Hace un día, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, declaró que, lamentablemente, seguir la política de recortes, es la única alternativa para España.

Comparte este artículo: