Rusia y China vetan proyecto de resolución propuesta por Occidente para Siria

Comparte este artículo:

Rusia y China, dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, usaron hoy su poder de veto contra el proyecto de resolución propuesto por Occidente.

El proyecto demanda la ampliación de la Misión de Supervisión de la ONU en Siria (UNSMIS, por sus siglas en inglés) por un periodo de 45 días y amenaza con sanciones no militares, citando el Capítulo VII de la Carta de la ONU, si el gobierno sirio no retira sus tropas y armas pesadas de las áreas pobladas.

La resolución no adoptada recibió 11 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones.

El proyecto exige “que todas las partes en Siria, incluida la oposición, cesen de inmediato toda la violencia armada en todas su formas para generar así una atmósfera favorable al cese sostenido de la violencia y a una transición política en Siria”.

También señala que si las autoridades sirias no han cumplido plenamente con el requisito anterior antes de 10 días, el consejo “impondrá de inmediato medidas del Artículo 41 de la Carta de la ONU”.

El Artículo 41 de la Carta otorga al consejo el derecho a emplear sanciones económicas y diplomáticas -que no involucran el uso de la fuerza armada- para dar efecto a su decisión y puede pedir a sus países miembros aplicar las medidas.

“Reino Unido está horrorizado por la decisión de Rusia y de China de vetar esta iniciativa de resolución”, declaró Mark Lyall Grant, representante británico permanente en la ONU. “Por nuestra parte, continuaremos trabajando con el enviado, el secretario general y los miembros responsables de la comunidad internacional para lograr la transición política que es la única salida para Siria”.

Rusia continúa oponiéndose a cualquier amenaza de sanciones contra Siria ante el temor de que las sanciones unilaterales conduzcan al país en conflicto hacia una guerra civil.

En un discurso explicativo después de la votación, el enviado ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, calificó la resolución recién votada como “parcial”.

“Las sanciones alcanzan exclusivamente al gobierno sirio, contrario al espíritu del documento de Ginebra, y no reflejan la realidad actual en el país”, afirmó.

Churkin indicó que el proyecto presentado por su país pretende unificar a los miembros del consejo y apoyar el plan del enviado conjunto de la ONU y de la Liga Arabe, Kofi Annan, para extender el mandato de UNSMIS.

“Creemos que la continua confrontación en el Consejo de Seguridad es inútil y contraproducente”, dijo Churkin, quien añadió que por esta razón Rusia no someterá su propia versión a votación.

Churkin también sugirió que el consejo adopte una resolución breve y despolitizada con una extensión técnica del mandato de UNSMIS para un período específico con la intención de “preservar el potencial útil” de la misión.

Comparte este artículo: