Rusia asegura que aprobar sanciones contra Siria es apoyar a los armados

Comparte este artículo:

El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, enfatizó este miércoles que su país no permitirá que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) apruebe nuevas sanciones contra Siria, porque eso sería apoyar abiertamente a los grupos armados que operan en la nación árabe desde marzo de 2011.

“Tal vez ustedes hayan oído que han sido declaradas las operaciones ‘El volcán de Damasco’, ‘Lucha por la capital’, ‘Combate decisivo’, y en este contexto aprobar una resolución que prohibirá unilateralmente algo al Gobierno, es un apoyo abierto al movimiento” de los grupos armados que intentan derrocar al presidente sirio, Bashar Al Assad, expresó Lavrov en una rueda de prensa.

Lavrov consideró que la situación en Siria se convertirá en “un callejón sin salida si continúa la política que se basa en apoyar a la oposición”, porque Al Assad “no abandonará el puesto por su propia voluntad, y estos conjuros de que debe irse provienen de una desesperación”.

“Según mi parecer, los aliados occidentales no saben qué hacer y por eso esta retórica emocional: si acaso Rusia hubiera decidido negar su apoyo (a Al Assad), todo se resolvería”, declaró Lavrov.

El corresponsal de la agencia cubana Prensa Latina, Antonio Rondón informó este miércoles a teleSUR que Rusia “aboga por tres meses más para que se mantengan los observadores internacionales en Siria y rechaza que Occidente aumente las restricciones y sanciones” en el país árabe.

Asimismo, reportó que Rusia “está dispuesta a ser la sede de una segunda reunión del llamado Grupo de Acción”, cuyo objetivo es identificar pasos y medidas que aseguren la plena aplicación del plan de seis puntos del enviado especial de la ONU a Siria, Kofi Annan, y las resoluciones 2042 y 2043 del Consejo de Seguridad, incluido un inmediato cese de la violencia.

Se prevé que este miércoles, el Consejo de Seguridad trate el proyecto de la resolución occidental sobre Siria y ya Rusia declaró que aplicará su derecho a veto en la votación de ese proyecto.

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, subrayó que la resolución occidental es “totalmente inaceptable” y agregó que Rusia “no será la única que va a votar en contra”.

Estas declaraciones se dan luego de que este miércoles un atentado terrorista perpetrado en Damasco (capital siria), contra la sede central de la seguridad nacional, provocara la muerte de altos funcionarios del Gobierno de Al Assad, entre ellos el ministro de Defensa, Daud Abdalláh Rayija, y el vicejefe del Estado Mayor, Aseef Shawkat; este último cuñado del jefe de Estado.

El pasado lunes, el Ejército Libre Sirio (ELS) anunció que había comenzado el despliegue de una “operación de gran envergadura” denominada “El volcán de Damasco” y “Terremotos de Siria”.

Explicaron que el objetivo de esta operación era “atacar instalaciones públicas, rodear puestos de seguridad, bloquear las rutas de suministro y provocar violentos combates, con la población civil como testigos y víctimas”.

El Gobierno sirio ha reiterado ser víctima de un plan extranjero de desestabilización y ha mostrado al país y al mundo pruebas de células pertenecientes a grupos extremistas, que han intentado sembrar el caos a través de asesinatos y disturbios, infiltrándose en las manifestaciones pacíficas y atacando indiscriminadamente a ciudadanos y a autoridades de orden público desde marzo de 2011.

Comparte este artículo: