Las mineras, desalojadas de la tribuna del Congreso

Comparte este artículo:

La policía ha desalojado esta tarde de la tribuna de invitados del Congreso a un grupo de mujeres trabajadoras de la minería y esposas y familiares de mineros del carbón que han interrumpido con gritos el debate que se estaba desarrollando en el hemiciclo semivacío sobre la continuidad de esa actividad.

El incidente ha comenzado cuando una de las mujeres, minera prejubilada, se ha levantado del asiento y ha llamado “mentiroso” al diputado del PP Rafael Hernando, cuando éste se refería a la protección social que tienen los mineros. “¡Mentiroso! ¡Qué se siente el ministro a negociar. Yo marché con 52 años!”, se ha quejado la mujer. Un grupo de trabajadoras de la minería y esposas y familiares de mineros protestan en la tribuna de invitados del Congreso. EFE

Varios agentes la han sacado entonces de la sala, mientras que el presidente de la Cámara, Jesús Posada, pedía restablecer el orden. El diputado del PP ha continuado su intervención apenas unos segundos, ya que el resto de mujeres ha comenzado a corear “¡estas son las mujeres del carbón!”. Entretanto, un minero prejubilado gritaba con fuerza “¡más carbón y menos Bankia! antes de ser expulsado también.

Los diputados del PSOE e IU presentes en el hemiciclo han despedido a los desalojados con aplausos, lo que ha indignado a algunos parlamentarios del PP. “¡Se las quitasteis vosotros!, han espetado algunos a las filas socialistas, y unos y otros se han culpado de la situación.

“Trato vejatorio” a las mujeres del carbón

La secretaria adjunta del Grupo Parlamentario Socialista, María Luisa Carcedo, ha dirigido una carta al presidente del Congreso en la que denuncia el trato “totalmente injustificado” a las mujeres del carbón, que han sido sometidas a “controles personales claramente desproporcionados y, en algunos casos, de carácter vejatorio”.

Carcedo denuncia que el grupo se ha visto obligado a quedarse en ropa interior en el control de acceso

“No pueden aplicarse otros calificativos a actuaciones como obligarlas a despojarse de su calzado y prendas de vestir, camisetas e incluso pantalones, exceptuando únicamente la ropa interior“, ha asegurado Carcedo. Ha sido a la llegada del grupo a la Cámara, antes de entrar en el hemiciclio, cuando se habrían visto sometidas “no sólo a las normas ordinarias de seguridad imprescindibles para garantizas que nos e producen graves alteraciones en las sesiones”, sino a otros controles “claramente desproporcionados”.

Carcedo añade que se han tomado estas medidas a pesar de que las mujeres iban con un atuendo que “no facilita la introducción de instrumentos peligrosos ni la ocultación de medios que puedan utilizarse para alterar el orden”. “Además, se nos hace difícil pensar que se haya dado el mismo trato al resto de los asistentes a tribunas de la sesión de hoy, lo que añadiría un rasgo discriminatorio absolutamente inaceptable”, continúa.

En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, Carcedo expresa una “enérgica protesta” por el trato que han recibido las mujeres del carbón y solicita que “facilite a dichas mujeres y a este grupo parlamentario una explicación sobre dicha actuación policial“.

Comparte este artículo: