Alrededor de 300 funcionarios reciben a Herrera con una pitada y al grito de ‘manos arriba, esto es un atraco’

Comparte este artículo:
Alrededor de 300 funcionarios (la concentración recibía efectivos en un goteo constante) se han concentrado ante las Cortes en la mañana que celebran el Debate sobre el Estado de la Región. Los empleados públicos han recibido al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, a los procuradores y a las numerosas autoridades que pueblan la tribuna de invitados del hemiciclo con una contundente pitada y al grito de ‘manos arriba, esto es un atraco’. Cuestión diferente es que los aludidos les hayan oído, puesto que la concentración no estaba en la puerta por la que accedían políticos y cargos públicos.
“Tenemos una casta política cobarde, que recorta de donde más fácil les resulta, a quienes menos protestan, a los empleados públicos, a los parados y a los pensionistas”, precisó a las puertas de las Cortes Tinidio Martínez, funcionario de la Junta en León.
Pancartas que aludían a la defunción de los servicios públicos (‘RIP Servicios Públicos’) y otras más que reflejaban el enfado de los concentrados de forma más expeditiva (‘Políticos a la puta calle’), fueron acompañadas con consignas como ‘Funcionarios, sí; enchufados, no’ y ‘Herrera dimisión’. Los empleados públicos, vigilados por un discreto cordón policial, parafrasearon a la diputada popular Andrea Fabra, con el polémico ‘que se jodan’ y plasmaron como deseo ‘que sea un diputado el próximo parado’.

Comparte este artículo: