Despues de declararse insolvente, Gerardo Díaz-Ferrán intentó evadir a Suiza unos cinco millones de euros

Comparte este artículo:

Sin embargo, tanto las acusaciones como la Fiscalía creen que Díaz-Ferrán intenta ocultar y vender su patrimonio para evitar su embargo. Así ha sucedido con varias propiedades de lujo, como apartamentos en Nueva York, un yate o un Rolls Royce.

Y ahora, según un informe de la brigada de blanqueo de capitales de la Policía Nacional al que ha tenido acceso la Cadena SER, el expresidente de la CEOE ha “desviado desde una empresa irlandesa del grupo Marsans” un total de 4.900.000 euros a una cuenta en Suiza a nombre del fontanero reconvertido en tiburón financiero Ángel de Cabo.

Según los investigadores, de Cabo habría llegado a un acuerdo con Díaz-Ferrán para ocultar su patrimonio a los acreedores a cambio de una suma importante. La Audiencia Nacional ya investiga a ambos en varios procesos por alzamiento de bienes, blanqueo de capitales, insolvencia punible o estafa entre otros delitos. El juez Pablo Ruz ha ordenado el embargo del dinero encontrado en Suiza.

Comparte este artículo: