Desertores y militantes, mayoría de muertos en Treimsa: observadores de la ONU en Siria

Comparte este artículo:

La misión de observación de la ONU en Siria indicó el sábado que el ataque perpetrado el jueves por el ejército sirio en la localidad de Treimsa, que dejó 150 muertos según una ONG siria, “parecía dirigido contra grupos y viviendas específicas, en su mayoría de desertores y militantes”.

“Había charcos de sangre y manchas de sangre en las habitaciones de varias viviendas, así como casquillos”, indicó en un comunicado la misión luego de que un equipo de observadores se dirigiera este sábado al lugar.

“El equipo de la ONU pudo ver una escuela incendiada y viviendas dañadas, con rastros de incendio en cinco de ellas”, agregó.

En el comunicado se subraya que “numerosos tipos de armas fueron utilizados, principalmente artillería, morteros y armas ligeras”.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), más de 150 personas, entre ellas decenas de rebeldes, murieron el jueves en bombardeos y combates en Treimsa.

Una gran cantidad de víctimas fueron “ejecutadas” y otras 17, incluidas mujeres y niños, murieron cuando intentaban huir de esta localidad sunita.

La misión de la ONU indicó por su parte que “es incierta la cantidad de víctimas”.

“El equipo de la ONU prevé regresar a Treimsa mañana (domingo) para continuar su misión de evaluación”, precisó.

Los observadores ingresaron en Treimsa a bordo de un convoy de 11 vehículos, luego de asegurarse que se había instaurado un cese al fuego.

La portavoz de los observadores, Sausan Ghosheh, confirmó antes a la AFP que unos observadores habían ido a Treimsa el viernes y un activista de Hama (centro), Abu Ghazi, afirmó que el grupo se había reunido con habitantes e “inspeccionado los lugares bombardeados y los sitios manchados de sangre”.

“No pedimos autorización. El general (Robert Mood, jefe de la misión de observación) fue claro ayer, dijo que estábamos listos para ir a Treimsa para buscar y verificar los hechos si había un cese al fuego”, había indicado la portavoz.

El ejército sirio afirmó que llevó a cabo en Treimsa “una operación de calidad” que terminó con la “destrucción de refugios de grupos terroristas, la muerte de gran cantidad de ellos, sin que se lamente ninguna víctima civil”.

La misión de observación de la ONU, que llegó a Siria en abril para vigilar una tregua que nunca se aplicó, suspendió a mediados de junio sus operaciones debido a la intensidad de la violencia, que amenazaba la seguridad de los observadores, pero no abandonó el país.

Comparte este artículo: