UE.- La OIT advierte de que la eurozona podría perder 4,5 millones de puestos de trabajo en los próximos cuatro años

Comparte este artículo:

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha advertido este martes de que la eurozona podría perder 4,5 millones de puestos de trabajo en los próximos cuatro años si no se cambian las políticas laborales, al tiempo que ha señalado que esto podría incrementar el riesgo de malestar social y la erosión de la confianza de la ciudadanía en sus gobiernos, el sistema financiero y las instituciones europeas.

El informe publicado por la OIT apunta que hay una “evidencia creciente” que apunta a que una recesión prolongada en el mercado de trabajo podría estarse gestando, ya que éstos no se han recuperado de la crisis que ha sacudido el continente desde finales de 2008.

“Sin un cambio rápido en las políticas –para hacer frente a la crisis y conseguir la confianza y el apoyo de trabajadores y empresas– será difícil implementar las reformas necesarias para poner a la eurozona en el camino de la estabilidad y el crecimiento”, agrega el documento.

El informe recoge que la tasa de empleo total en la eurozona se mantiene 3,5 millones por debajo de la registrada antes del inicio de la crisis. El año 2012 no está siendo bueno, ya que se ha producido una caída en las contrataciones que ha dejado a un total, de 17,4 millones de personas en busca de trabajo en la eurozona.

La OIT ha recalcado que la gente joven se enfrenta a un riesgo especial, ya que la tasa de desempleo en este sector social alcanza el 22 por ciento, y ha destacado que la peor situación para los jóvenes se registra en Italia, Portugal, Grecia y España. En estos dos últimos países, los indicadores de desempleo entre la población joven superan el 50 por ciento.

Por otra parte, la OIT ha dicho que las medidas de austeridad fiscal anunciadas tendrán un impacto negativo en el empleo. “En un contexto de depresión a nivel macroeconómico, estas reformas provocarán más despidos sin impulsar la creación de empleo, al menos hasta que la recuperación económica tome impulso”, indica.

El informe agrega que, con una estrategia de crecimiento con la contratación en su núcleo, la recuperación es aún posible con una moneda única. Sin embargo, ha matizado que, para hacer esto, se han de abandonar las medidas de austeridad y se ha de afrontar la reforma de los sistemas financieros nacionales.

“Reparar el sistema financiero, promover la inversión productiva, reforzar los programas de empleo efectivo, mantener la protección social, facilitar el diálogo social y acometer planes fiscales favorables al empleo, (son medidas para) sacar a la eurozona de la trampa de la austeridad y allanar el camino hacia una recuperación sostenible con cohesión social”, apostilla el documento.

Comparte este artículo: