Charlas-coloquio: Recortes en el sistema sanitario

Comparte este artículo:

Recortar el sistema sanitario público es recortar nuestra salud y nuestra vida.

El Sistema Sanitario Público en el Estado Español, hasta la fecha, era uno de los más baratos y eficaces de Europa. El gasto medio por habitante y año estaba en 1,500 € con un alto nivel de prestaciones de calidad. En Francia y Alemania ese gasto supone 2,553 € y 2,393 €, respectivamente, con menores coberturas. Desde que se puso en marcha el Sistema Nacional de Salud en el año 1986, la esperanza de vida aumentó de una forma significativa, se mejoró sustancialmente el control de muchas enfermedades crónicas como la hipertensión o la diabetes, además, gracias a la investigación médica, se mejoró espectacularmente el tratamiento contra diversos tipos de cánceres, aumentando la supervivencia de los pacientes.

El Real Decreto de Reforma de la Sanidad de 20 de abril del presente año, que empezará a ponerse en práctica a partir del 1 de julio, supone un cambio radical del Sistema Sanitario Público que va a traer diversas consecuencias nefastas para la población trabajadora: Disminución de la esperanza de vida, falta de control de enfermedades crónicas, empeoramiento, por tanto, de la calidad de vida, exclusión de la asistencia sanitaria de millones de personas, así como el repago por diversas prestaciones.

El Sistema Nacional de Salud tal como lo conocíamos hasta ahora es perfectamente sostenible económicamente, pero el Estado opta por recortar en sanidad y otros servicios públicos para subvencionar a la banca privada.

Consecuencias de la reforma sanitaria aprobada por el gobierno:

  • Pago de medicamentos por parte de los pensionistas, que supondrá de entrada un 10% del precio total de la medicación.
  • Aumento significativo de los porcentajes a pagar por parte de los no pensionistas. En particular para las personas que tengan uno ingresos anuales de entre 18.000 y 100.000€ brutos al año, les corresponderá pagar un 50% del importe de los medicamentos.
  • Pago de transporte sanitario no urgente en el que se aplicarán criterios similares a los utilizados en los medicamentos, un 10% para los pensionistas y un 50% para los no pensionistas. Lo mismo sucederá con los productos dietéticos y ortoprotésicos.
  • Un sector significativo de la población quedará excluido de la asistencia sanitaria, entre otros, los mayores de 26 años que no coticen a la seguridad social.

Se calcula que en total seis millones de personas se quedarán sin asistencia médica. La reforma puesta en marcha por el gobierno del PP solo tiene un objetivo: mercantilizar nuestra salud y nuestra vida, es decir ponerla al servicio del capital privado especulativo.

Sólo con la organización y la lucha conseguiremos frenar esta reforma.

Desde el grupo de sanidad se sigue con una fuerte labor informativa, realizando charlas-coloquio por los barrios.

  • Jueves 21 de junio a las 20:00, en el barrio de las Delicias, plaza centro cívico Delicias.
  • Miércoles 27 de junio a las 20:00, en el barrio de laRondilla, plaza Alberto Fernández.
  • Martes 3 de julio a las 20:00, en el barrio de la Victoria, plaza de la Solidaridad.

Octavillas y carteles para la difusión:


Comparte este artículo: