El Congreso desaloja a un grupo de mineros, entre aplausos del ala izquierda

Comparte este artículo:

Misión cumplida para los mineros de León y Asturias que querían llevar su conflicto y sus reivindicaciones al Congreso de los Diputados, aunque les costara la expulsión inmediata por parte de la policía. Un grupo de trabajadores de las cuencas mineras asistía desde la tribuna de invitados a la sesión de control al Gobierno y esperó a la intervención del ministro de Industria, José Manuel Soria, para ponerse en pie y exhibir camisetas negras a modo de pancarta con la leyenda: “No al cierre de la minería”. De inmediato el presidente del Congreso, Jesús Posada, pidió el desalojo de estos trabajadores que se marcharon entre los aplausos de los diputados del PSOE y de Izquierda Plural, puestos en pie y mirando hacia la tribuna.

El conflicto de la minería hace semanas que llegó al Congreso, una vez conocido el recorte de las subvenciones a este sector, en torno al 64%, con lo que se incumple la financiación del sector previsto en el Plan de la Minería 2006-2012, dentro de un plan global europeo que marca el cese de la actividad para 2018. “Los recortes se han adelantado un año y un hachazo tal brutal supone el derrumbe del sector”, señala el diputado socialista asturiano Antonio Trevín, uno de los dos diputados del PSOE que han interpelado al ministro de Industria, en presencia de los mineros. Su compañero, José Antonio Alonso, diputado por León, exportavoz del Grupo Socialista en la pasada legislatura, preguntó al ministro por los planes del gobierno para el sector, sin que la respuesta haya satisfecho a los afectados y a los parlamentarios de la izquierda.

Lo cierto es que también en el PP de las zonas afectadas existe gran inquietud por los recortes drásticos en el sector que abocan al cierre del sector y al paro a más de 16.000 personas, según cálculos de los sindicatos mineros. Parlamentarios del Grupo Popular de Asturias y León han hecho gestiones discretas con el Gobierno, pero hasta ahora no han dado resultado, ya que la política presupuestaria de ajuste en todos los sectores no tiene marcha atrás. “Con 125 millones de euros se garantiza ampliamente el funcionamiento de la minería española hasta fin de año”, reclama Antonio Trevín. Esta cantidad no parece excesiva a ojos de los parlamentarios del PSOE para quienes “el Gobierno no ha valorado el nivel de tensión que hay en la zona y que va en aumento”, señala este parlamentario.

El nivel de tensión y de violencia se vive todos los días con fuertes enfrentamientos de los mineros con las fuerzas de seguridad. Esta mañana se mantenían los cortes de tráfico en autopistas, carreteras y vías ferroviarias: en la A-66, la A-8 y la N-634, informa Efe.

“La minería es un modo de vida como se ve en la participación en las protestas de las familias enteras”, señala el socialista José Antonio Alonso. La marcha de miles de personas en León culminó anoche con la lectura de un comunicado de un niño de 11 años. La intensidad de la presión ha crecido en las últimas horas porque el resquicio para reponer la partida recortada se abre en el Senado donde ahora están los Presupuestos del Estado de 2012. La semana pasada se vivió otro incidente cuando un senador socialista leonés Iban García del Blanco, se acercó a Mariano Rajoy dentro del salón de plenos del Senado para tratar de entregarle un casco minero. Fue apartado por la policía y, posteriormente, recriminado por el presidente de la Cámara Alta.

Nueva jornada de huelga indefinida

Mineros cortan la autopista de Gijón a Santander. / Carlos Rosillo

Los mineros asturianos y leoneses mantienen la huelga indefinida en el sector del carbón. Esta mañana se han producido nuevos cortes de carretera, especialmente en la A-66, la A-8 y la N-634.

Además, la denominada marcha negra, con medio centenar de mineros, ha salido esta mañana a las diez de la localidad turolense de Ariño, con destino Zaragoza, para intentar “salvar el sector”, según han indicado los participantes.

Esta marcha, que se suma a las reuniones que mantendrán hoy y mañana los representantes sindicales con empresas, alcaldes y con la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, tiene otro objetivo más concreto, conseguir que los senadores aragoneses den su apoyo a las enmiendas de los Presupuestos Generales del Estado relacionadas con la minería.

Los 53 mineros que forman esta ‘marcha negra’ han partido poco después de las 10.00 horas de la Plaza del Ayuntamiento de Ariño, detrás de los mineros varias decenas de personas les acompañarán varios kilómetros.

Otros mineros, vecinos de la localidad, familiares, e incluso los niños del colegio ataviados con sus camisetas verdes en defensa de la escuela pública han acudido a despedirles. No han faltado las alusiones a la defensa del carbón, sobre todo un grito común ‘Arriba los mineros’ que, ha servido para desearles suerte en el camino que emprenden.

Durante cinco días caminarán unos 20 kilómetros, su primera parada será hoy en Albalate del Arzobispo; mañana, en Azaila; el viernes, en Quinto de Ebro; el sábado, 16 de junio, El Burgo de Ebro y, finalmente, el domingo, 17 de junio llegarán Zaragoza.

Comparte este artículo: