Estados Unidos revela que tiene preparado un ataque militar contra Irán

Comparte este artículo:

El secretario de Defensa de los Estados Unidos y exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), Leon Panetta, reveló que su país tiene preparado planes para llevar a cabo un ataque militar contra Irán, “si fracasa la diplomacia sobre el programa nuclear de Teherán”.

En una entrevista concedida al canal ABC, Panetta afirmó que la premisa fundamental de Estados Unidos es “no permitir que Irán desarrolle un arma nuclear. Haremos todo lo posible para evitar que desarrolle un arma atómica”.

“Deseamos resolver el problema por la vía diplomática o ejerciendo presión, sin tener que recurrir a la fuerza militar. Pero eso no quiere decir que tal posibilidad no existe”, enfatizó.

Hasta la fecha, Israel sigue siendo el único país que no cree en la vía diplomática y promueve un ataque militar contra Teherán, argumentando que las discusiones “sólo ayudan a Irán a ganar tiempo para seguir con sus investigaciones en el terreno nuclear”.

Las declaraciones de Panetta se dan luego que el director de la Agencia de Energía Atómica de Irán, Fereydoun Abbasi, rechazara la petición de los países occidentales de suspender las actividades de enriquecimiento de uranio.

“No pedimos permiso a nadie para satisfacer las necesidades de nuestro país (…) Sería mejor para ellos negociar con nuestro país respecto a la obtención de combustible, en lugar de pedirnos que dejemos de producir combustible”, señaló Abbasi.

El Gobierno de Irán se acoge al Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), el cual establece que “todos los países signatarios tienen el derecho de utilizar la energía nuclear con fines pacíficos” y que “ningún país debería tener el derecho de poseer armas nucleares”.

En ese sentido, el TNP autoriza a todos los Estados miembros a enriquecer uranio para producir combustible.

Sobre este tema, el pasado viernes, el director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, señaló en su informe general que “no ha habido ningún desvío en el programa de energía nuclear de Irán”.

Comparte este artículo: