Los partidos de Amaiur proponen más gasto social y una banca pública

Comparte este artículo:

Un plan diferenciado para poner fin a la “sumisión” a las políticas que impone el Gobierno de Mariano Rajoy y que suponen la “dictadura de los mercados”. Esto es lo que han puesto negro sobre blanco las cuatro formaciones que integran Amaiur en un documento que titulan Hay Solución. Transformación social y soberanía. Eusko Alkartasuna, Aralar, Alternatiba y la izquierda abertzale proponen una salida a la crisis por la izquierda, que potencie el “papel activo” del sector público y las administraciones.

Con la vista puesta en las elecciones que tendrán lugar en el País Vasco en los próximos meses, las cuatro sensibilidades políticas se reafirman en la necesidad de abordar “un giro de 180 grados” para la puesta en larcha de “un nuevo modelo social y económico” y para ello formulan una “propuesta concreta”. Un “plan de choque” que contempla los recursos necesarios para garantizar los servicios públicos y sociales como motor del sector productivo, y de la economía vasca.

El documento que han presentado esta mañana en Bilbao representantes de las cuatro formaciones contempla seis “medidas concretas” para hacer frente a la realidad socioecónomica. En primer lugar, se muestran en contra de la austeridad que consideran que “genera dramáticas consecuencias sociales” y “una espiral depresiva” que alarga la crisis.

Prononen, por tanto, que se garantice el gasto social de las administraciones dotándolas de nuevos recursos a través de una “profunda” reforma fiscal que “asegure una mayor redistribución de la riqueza”, a través de los impuestos directos, que son los que competen a las diputaciones de Gipuzkoa, Bizkaia, Araba y Navarra.

1.000 millones para gasto social

La prioridad, insisten, es el gasto social y por eso proponen “una moratoria inmediata” de las grandes infraestructuras que se están construyendo en el País Vasco y Navarra. La principal sería la conocida como Y vasca, el tren de alta velocidad que pretende unir las tres capitales vascas con Madrid y a la que la izquierda abertzale se opuso desde el principio.

Con la reforma fiscal y con la mencionada moratoria del gasto en obras públicas los partidos que conforman Amaiur esperan conseguir 1.000 millones de euros que permitirían a las administraciones vascas, según ellos, poder hacer “una apuesta clara” por el sector público, el gasto social y los servicios públicos. Ese tipo de inversiones son, en su opinión, los garantes del sistema económico, del bienestar social y de la “consecución de una vida digna”.

Una banca pública vasca

En su documento, EA, Aralar, Alternatiba y la izquierda abertzale exigen la creación de un fondo de inversión que “multiplique la inversión en desarrollo” y garantice “la renovación, regeneración y diversificación” del tejido productivo vasco con el objetivo de crear empleo. Esto se acompañaría de un debate en el marco de los diferentes ámbitos territoriales vascos.

Finalmente, los partidos de Amaiur apuestan por una “banca nacional pública” y rechazan, por tanto, “cualquier intento de privatización” de KutxaBank, el banco que integra a las tres principales cajas vascas.

 

Publicado en Público: Los partidos de Amaiur proponen más gasto social y una banca pública

Comparte este artículo: