Una hora de encierro para ahogar una nueva cacerolada del 15M

Comparte este artículo:

El miércoles 16 de mayo, la prima de riesgo española alcanzaba los 500 puntos. Tal y como se había acordado en una asamblea celebrada dos días antes en el marco de movilizaciones de Mayo Global, se convocó una cacerolada de protesta. La cifra elegida coincide con el nivel que alcanzó la economía griega antes de ser intervenida y es “un termómetro que mide el nivel del expolio que se está llevando a cabo sobre nuestras vidas”, según el comunicado publicado en tomalaplaza.net.

Alrededor de las 20h, varios cientos de manifestantes se concentraron en la Puerta del Sol para repetir el formato de cacerolada que había llenado de ruido la plaza el día 15 con motivo del aniversario del 15M. Transcurrida una media hora, algunos se dirigieron hacia el Banco de España, pero efectivos y furgones de la Policía Nacional les cortaron el paso en la confluencia de las calles Alcalá y Sevilla. Minutos después, cuando mucha gente se había dado la vuelta para volver sobre sus pasos a Sol, fueron bloqueados por varios furgones también por el otro lado de la calle. Alrededor de 300 personas permanecieron rodeadas por la Policía durante una hora.

La Policía efectuó algunas identificaciones en los primeros minutos del cerco y dio la posibilidad de salir del cordón a quien mostrara su identificación, lo que suponía exponerse a recibir una multa de 300 euros. Quienes se quedaban dentro trataban de mantener la calma y realizaron una asamblea para decidir cómo afrontar la situación, mientras cientos de personas respondían a la llamada de apoyo a través de redes sociales y se concentraban en la Puerta del Sol al otro lado del cordón. Finalmente, gracias a la mediación de una activista, se anunció que la Policía abriría el cerco y las personas encerradas podrían marcharse sin ser identificadas.

JPG - 38.7 KB
Varias personas esperan pacientemente dentro del cerco policial. / Foto: @El_Diagonal.

Poco después, quienes estuvieron retenidos especulaban sobre los motivos por los que se había abierto el cerco: que cada vez había más gente concentrada en apoyo en Sol, la presencia de fotoperiodistas y cámaras de grandes medios dentro del cordón y que la Policía “tenía el expediente cubierto” una vez que ya había efectuado varias decenas de identificaciones. El motivo para el cerco lo comunicó la delegación del Gobierno al periódico 20 Minutos: se quiso cortar de raíz la posibilidad de que los manifestantes iniciaran una nueva deriva por las calles, como ocurrió el día anterior con una marcha improvisada que llegó hasta la Bolsa y se prolongó durante 4 horas por los barrios de Huertas y La Latina.

La ’tetera’, otra novedad en el repertorio policial

Rodear a manifestantes una táctica poco utilizada en el estado español (exceptuando manifestaciones como la que tuvo lugar en Barcelona en mayo de 2007 en defensa de los espacios liberados), pero muy frecuente en países del norte de Europa. Se enmarca dentro de nuevas tácticas utilizadas en los últimos meses en Madrid, donde la delegación del Gobierno ha explicado supreferencia por multar frente a disolver con cargas, y en la escalada represiva de Barcelona.

En Reino Unido, se conoce como ’kettling’ (de ’kettle’, tetera) y suele durar varias horas. En ocasiones, su objetivo es tensar a los manifestantes y aumentar la presión dentro del cerco hasta que se produce algún altercado que sirva como excusa a los antidisturbios para intervenir con violencia y practicar detenciones. La táctica también se utiliza en Alemania y es controvertida porque deniega el libre tránsito, a veces incluso de manera arbitraria a quien no participa en la manifestación. Este fue el caso en Madrid, donde una veintena de clientes de un restaurante quedaron atrapados.

La Policía Nacional copia a sus homólogos europeos esta táctica, pero no su escrupulosa identificación. En Alemania, los antidisturbios llevan claramente escrito en la espalda un número personal. Ninguno de los agentes que bloquearon a las 300 personas en la calle Alcalá llevaban la placareglamentaria.

 

Publicado en Diagonal: Una hora de encierro para ahogar una nueva cacerolada del 15M

 

Comparte este artículo: