El Pleno del Ayuntamiento de Corvera de Toranzo rechaza el Fracking

Comparte este artículo:

Aprueba una Moción manifestando su rechazo y disconformidad con el Proyecto de Repsol

En el pleno ordinario celebrado el 15 de Mayo, el Ayuntamiento cántabro de Corvera de Toranzo ha aprobado, por siete votos a favor (corporaciones municipales del PP y PSOE) y tres abstenciones (PRC), una moción en la que “manifiesta su rechazo y disconfromidad con el permiso de investigación otorgado a Repsol Investigaciones Petrolíferas S.A. y solicita al Gobierno de España que revoque dicho permiso.”

 

De este modo, el Ayto de Corvera -que cuenta con mayoría absoluta del PP- se convierte en el primer consistorio afectado por el “P.I. Luena” que “manifiesta su malestar y preocupación por la puesta en marcha de planes de explotación de hidrocarburos por medio de la técnica conocida como ‘fractura hidraulica’, e insta al Gobierno de España a elaborar una norma que prohiba dicha técnica”.

Tras la aprobación de esta moción, que fue presentada por la Asamblea Contra la Fractura

Hidraulica de Cantabria, el concejal del PSOE invitaba publicamente a Repsol a venir al municipio a dar a conocer sus planes a la población con transparencia, tal como ha hecho el movimiento de oposición a este  proyecto. En este sentido, el Alcalde José Manuel Martinez Penagos (PP) ha comentado al publico asistente, que llenaba el salón de plenos, que “Repsol ha venido con una política de hechos consumados” y que “si Repsol quisiera hacerlo, hubiera venido a dar a conocer el proyecto previamente”.

Además se dejó intervenir a los vecinos presentes, que mostraron su preocupación por asuntos como las afectaciones sobre sus propiedades o sobre los acuiferos. El Alcalde respondió con una breve explicación de la técnica, de los muchos otros riesgos riesgos que supone la fractura hidraulica y del momento en que se encuentra el trámite, invitando a la población -tal como hizo con un bando previo- a consultar los planos de las líneas sísmicas y demás aspectos técnicos. Informó además de noticias de actualidad, tales como la negativa del Ayuntamiento de Vitoria a conceder la licencia de obras a la empresa gasista en un proyecto similar en Alava. Finalmente invitó a un vecino presente, integrante de la Asamblea Contra la Fractura Hidraulica, a completar su exposión.

El grupo municipal del PP manifestó “que según los técnicos no existe consenso -sobre la fractura hidráulica-, que no existe el impacto cero y que hay falta de acuerdo entre la población” como los motivos que les han llevado a aprobar esta resolución. Concluyó que “el ayuntamiento carece de los medios necesarios para acometer la Evalucación de Impacto Ambiental”, no obstante presentará alegaciones al proyecto ya que considera “improcente iniciar el proceso”

 

Comparte este artículo: