Los operarios municipales tapian el colegio San Juan de la Cruz para evitar su uso como centro cultural [Valladolid]

Comparte este artículo:

Los técnicos municipales avisaron ayer de que este jueves iban a proceder a tapiar el antiguo colegio San Juan de la Cruz, y así ha sido. Los obreros no esperaron siquiera a la hora prevista –8:00– y antes, incluso, de que lucieran los primeros rayos del sol habían soldado ya la puerta de acceso situada en la parte posterior.
El cierre del destartalado edificio, propiedad del Ayuntamiento, pone así fin a seis días de pacífica ocupación por parte de vecinos e integrantes del colectivo Acerca, que el viernes de la semana pasada decidieron pasar a la acción y accedieron al inmueble para comenzar a limpiarlo. «Ya habíamos sacado más de doscientos kilos de basura de dos de las aulas y de parte del pasillo y habíamos comenzado a realizar dos talleres con muy buena aceptación», ha resumido Pedro Retortillo, un integrante de este colectivo que agrupa a 22 asociaciones y partidos políticos de la capital.
Medio centenar de miembros de Acerca, apoyados por los responsables de la Asociación Vecinal Rondilla y por los concejales de IU Alberto Bustos y María Sánchez, se han concentrado desde primera hora de la mañana ante el viejo centro escolar de la calle Cardenal Torquemada para protestar, al menos, por la decisión municipal. «El colegio lleva 12 años cerrado y cuando la sociedad reacciona para recuperar el espacio, parece que al Ayuntamiento le molesta y prefiere volver a la situación anterior de abandono», ha criticado el edil Alberto Bustos.
El presidente de la Asociación Vecinal Rondilla, Manuel Prieto, ha lamentado también lo ocurrido y ha reclamado que el Consistorio, «ya que no permite que otros limpien lo que ellos deberían haber hecho ellos, retire las toneladas de basura que se acumulan en el edificio y que están generando un auténtico problema de salud pública».
El colectivo, pese a todo, mantiene abierta su petición oficial de cesión del colegio para abrir allí un centro cultural autogestionado con coste cero para las arcas municipales.
La concentración ha transcurrido con absoluta normalidad con la presencia de hasta cuatro patrullas de la Policía Municipal.

 

Comparte este artículo: