Dos bomberos ‘se queman a lo bonzo’ frente al Parlamento de Cantabria en protesta por los despidos en el 112

Comparte este artículo:

Dos bomberos del 112 han simulado quemarse a lo bonzo este lunes frente al Parlamento, durante la concentración que el personal del Servicio de Emergencias del Gobierno de Cantabria (SEMCA) ha celebrado ante la sede del Legislativo, coincidiendo con el comienzo del Pleno de los lunes, en protesta por el ERE de extinción presentado por la Consejería de Presidencia en esta empresa pública, que afecta a 28 trabajadores de un total de 121, 18 de ellos bomberos.

ADos Bomberos Simularon Quemarse A Lo Bonzo su llegada al Parlamento, el presidente del Gobierno se acercó hasta la concentración, presidida por una pancarta bajo el lema  ‘112 ERE + PPRIVATIZACIÓN= Emergencias sin solución’. Los bomberos le recibieron entre abucheos, gritando ‘dimisión, dimisión’, y ante la imposibilidad de hablar con ellos, el jefe del Ejecutivo se dio media vuelta y entró en el Parlamento entre gritos e insultos de los bomberos.

En la escenificación previa participaron cuatro bomberos. Los dos que se prendieron fuego llevaban escrito en la espalda ‘Cantabria’ e ‘insegura’, respectivamente, mientras que los otros dos bomberos llevaban los nombres del presidente y la consejera de Presidencia, ‘Ignacio Diego’ y ‘Leticia’. Mientras los bomberos ‘quemados’ yacían en el suelo, los otros dos levantaban los brazos en señal de victoria.

Al término de la escenificación, los representantes sindicales del 112 volvieron a pedir a la consejera que se siente a negociar -este martes tienen una reunión a las 10 de la mañana- y que “ponga por escrito las propuestas que ha estado diciendo días atrás en los medios de comunicación y que ha ido cambiando una y otra vez”.

El comité de empresa acusa a la consejera de “mentir y jugar con la seguridad ciudadana” y le reprocha su actitud por no sentarse a negociar hasta que la han “amenazado” con denunciarla ante la Inspección de Trabajo por incumplir la normativa en estos casos.

Aseguran también que lo único que quieren es negociar y se muestran preocupados por la “vulnerabilidad del ciudadano” porque “en cuanto la cosa se pone un poco difícil no damos a basto” y con 18 bomberos menos la gestión de las emergencias en Cantabria “va a ser menos segura”. Recuerdan en este sentido que con los incendios forestales hubo que recurrir al Ejército.

OCHO BOMBEROS INTERINOS

Denuncian además que a los 18 despidos del ERE se suman otros ocho “despidos encubiertos” de bomberos interinos, que consideran necesarios para cubrir bajas y sustituciones. Aseguran que la consejera “miente” tanto en el tema de la rebaja salarial como en el de los fondos especiales Unespa, y la acusan de “ocultar” que 11 despidos son “innegociables”.

Para el comité de empresa, esos 11 despidos “innegociables” demuestran que lo que pretende el Gobierno es “privatizar el 112” y advierte que los bomberos no van a ser “partícipes ni cómplices de que despidan a gente a por bajarse el sueldo”.

Al mismo tiempo, aseguran que “no es cierto” que con una rebaja salarial del 18% no habrá despidos. “Primero dijo (la consejera) que con un 15% de rebaja de todo el personal habría despidos cero”, replican los representantes sindicales, que en la reunión de este martes presentarán a la consejera su propuesta de “autofinanciación” (a través de los fondos especiales Unespa) que “en ningún momento han querido escuchar”.

Otra de sus propuestas apunta hacia los dos directores operativos del SEMCA y el gerente que “han metido de la forma que todos sabemos”, y cuya masa salarial es de 150.000 euros anuales cada uno. Del gerente “dudan de su titulación” y de los directores operativos censuran que “no asumen la responsabilidad en una intervención”.

Por otro lado, denuncian que en los presupuestos de 2012, el Gobierno “quitó” 450.000 euros al SEMCA, “parece que con la doble intención de generar una quiebra técnica para después justificar el ERE”. Asimismo, aseguran que la coordinación entre parques de emergencias “ya existía”, pero entre uno y otro hay entre 45 y 60 minutos de distancia.

Por último, subrayan que las directrices europeas recomiendan que haya un bombero por cada 1.000 habitantes, y en Cantabria, que tiene una población de más de medio millón de personas, “no creen que lleguemos ni a los 400” contando los efectivos de los ayuntamientos.

 

Publicado en Europapress:  Dos bomberos ‘se queman a lo bonzo’ frente al Parlamento de Cantabria en protesta por los despidos en el 112

 

Comparte este artículo: