Aplazado el Tercer Homenaje Comunero de Segovia a Medina del Campo. Sábado 28 de abril.

Comparte este artículo:

Aplazado el Tercer Homenaje Comunero de Segovia a Medina del Campo. Sábado 28 de abril.

El Homenaje queda temporalmente aplazado por cuestiones climáticas.

Próximamente se publicará la nueva fecha de realización.

LA QUEMA DE MEDINA

El 21 de Agosto de 1520 las tropas del emperador Carlos V quemaron Medina. 

Reseña histórica

Agosto del Año 1520: 
El Consejo Real ordena a Antonio de Fonseca (Capitán General de Castilla y León) dirigir el ejército hacia Medina del Campo, al objeto de hacerse con las piezas de artillería depositadas en la ciudad, antes de que lo hagan los comuneros. 
21 de agosto. Sus tropas entran en la ciudad. 
Pero la población, percatándose de que tales piezas serán usadas contra los comuneros, se enfrentan al ejército realista, negándose a entregar la artillería. 
En el transcurso de la contienda, se prende fuego por parte realista a diferentes viviendas, originándose un gigantesco incendio que termina arrasando miles de casas. 
22 de agosto. Los realistas aún no han conseguido hacerse con el control de la ciudad. La población de Segovia resiste e incluso llegan a descuartizar en plena calle al Regidor Gil Nieto. 
24 de agosto. Los medinenses se encuentran al límite de sus fuerzas cuando se produce la llegada de Juan de Padilla al frente de su ejército. El ejército imperial huye nuevamente 
La noticia de la quema de Medina del Campo se extiende rápidamente por algunas ciudades y villas aún dubitativas. Palencia, Valladolid y algunas ciudades extremeñas y andaluzas toman partido por la causa comunera.

Historia a través de la poesía de Luis López Álvarez “Los Comuneros”.

Hacia Medina del Campo 
vuelve sus ojos de presa, 
que es Medina a la sazón 
una ciudad artillera. 
Los cañones de Medina 
contra Segovia sirvieran. 

Mas los vecinos reunidos 
deciden negar las piezas. 
El cardenal se propone 
castigarles su insolencia 
y envía contra Medina 
al general de Fonseca. 

Medina, cara, muy cara, 
pagará tanta nobleza: 
son peores que el tirano 
los que al tirano sustentan. 

Los soldados del Consejo 
de la ciudad se apoderan 
y derramando alquitrán, 
prenden fuego con sus teas. 

Las casas desaparecen, 
las llamas ya se las llevan… 
Ya cunde en toda Castilla 
la rebelión comunera. 

Común es el sol y el viento, 
común ha de ser la tierra, 
que vuelva común al pueblo, 
lo que del pueblo saliera.

 

 

Comparte este artículo: