Primer juicio penal contra las brigadas anti controles racistas en Madrid

Comparte este artículo:

Cuatro activistas se enfrentan hoy al primer juicio penal de las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos por documentar los controles policiales a inmigrantes irregulares.

JPG - 47.7 KB

El martes 13 de marzo se celebra en Madrid la vista oral del primer juicio penal al que se enfrentan cuatro participantes en las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos. Se les acusa de “faltar al respeto y consideración o desobedecer a la autoridad” (art. 634 del Código Penal), por el supuesto hecho de calificar de racistas los controles de identidad mientras se encontraban documentando uno de ellos el 24 de noviembre en el exterior del metro Plaza de Castilla (Madrid).

No es la primera vez que miembros de este colectivo se enfrentan a sanciones por observar y documentar redadas racistas, aunque sí es la primera vez en que éstas se llevan por vía penal. Hasta la fecha se les habían puesto 8 sanciones administrativas (todas ellas recurridas) en las que se les acusaba de obstaculizar de forma pasiva la labor policial en el transcurso de controles de identidad en los que las personas paradas eran seleccionadas en base a criterios étnicos o de apariencia.

Las Brigadas Vecinales surgen hace más de dos años en la ciudad de Madrid, formadas por vecinos y vecinas que intentan dar respuesta colectiva y organizada a este tipo de controles. Su forma de actuar consiste en observar y documentar estas actuaciones policiales para así denunciar que vulneran los derechos y libertades fundamentales de la población migrante (tanto el principio de no discriminación como el derecho a la dignidad y a la libre circulación).

Con motivo de la celebración del juicio, se ha convocado una concentración en su apoyo, de denuncia de las redadas racistas y de este tipo de coacciones orientadas a “amedrentar y castigar a quienes dan una respuesta social frente a los controles de identidad racistas”. La concentración tendrá lugar el próximo día 13 de marzo entre las 10 y las 12 de la mañana frente a los juzgados de Plaza de Castilla, donde se celebra el juicio.

Además, Brigadas ha lanzado una campaña de apoyo en la plataforma de movilización on line Oiga.me. La iniciativa se dirige a las delegaciones del Gobierno y a la policía nacional, a las que reclama tanto el fin de los controles de identidad como el cese en las denuncias policiales contra quienes documenten esta práctica.

Choque entre el Gobierno y un sindicato policial sobre el fin de las redadas

Redacción web

El director general de policía, Ignacio Cosidó, ha declarado que las comisarías no seguirán objetivos cuantitativos de detención de inmigrantes irregulares, los famosos cupos de detención de sin papeles que saltaron a la luz pública hace dos años tras las denuncias de los sindicatos policiales. “En ningún caso es aceptable marcar objetivos cuantitativos de detenciones de extranjeros”, ha declarado.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP), mayoritario en el cuerpo, se han acogido estas declaraciones con escepticismo. Su portavoz, José María Benito, aseguró el 9 de marzo que “tiene que haber instrucciones claras de que efectivamente estas prácticas van a cesar y que la policía se va a limitar a velar por la seguridad ciudadana, no a ponerse a la puerta del metro a identificar a todos los que salen”.

Esa misma semana el SUP hizo público que en tan sólo cuatro días en Madrid se produjeron 370 detenciones de inmigrantes que no habían podido demostrar su permiso de residencia.

Publicado en Diagonal:Primer juicio penal contra las brigadas anti controles racistas en Madrid

Comparte este artículo: