El empobrecimiento continuado de la mayoría de la sociedad

Comparte este artículo:

El pasado 22 de Febrero la fundación FOESSA publicó el informe “Exclusión y Desarrollo Social: análisis y perspectivas 2012” en el cual se examina y detalla la realidad social del Estado a partir del análisis de diferentes indicadores sociales disponibles sobr e renta y desigualdad, empleo , pobreza y privación, y derechos y servicios sociales. A la vez, el estudio también analiza el estado de la Cooperación al Desarrollo e incluye un apartado donde debate una serie de aspectos sobre la participación de la sociedad civil, las problemáticas asociadas a la juventud, las perspectivas para las organizaciones del tercer sector, así como la bancarizació n de las cajas de ahorros.

Una de las principales conclusiones del estudio es que la pobreza en la actualidad es más extensa, más intensa y más crónica que nunca, y da el dato de que casi el 22% de los hogares están por de bajo del umbral de la pobreza [1] y que un 25% están en situación de riesgo. Estas cifras son de las más elevadas de toda Europa y se agravan sin cesar año tras año. Así mismo, el análisis destaca también que las desigualdades y la brecha salarial entre ricos y pobres, es decir, entre clases sociales, no hacen más que aumentar desde que empezó la crisis, comportando un gradual incremento de la polarización de la sociedad. En lo que hace referencia a la Cooperación al Desarrollo [2] el informe no nos hace ser nada optimistas puesto que estima que la reducción de la Ayuda Oficial para el Desarrollo del año 2011 ha superado el 20% y las perspectivas para el presupuesto del 2012 todavía son peores. También, otro punto interesante a destacar del informe es el del debate sobre el proceso de bancarizació n de las cajas de ahorro, del cual escribiré en otro momento.

Así pues, se p uede afirmar que el estudio de FOESSA hace un análisis exhaustivo de la situación actual, pero también hay que señalar que pasa por alto las causas de la misma. Unas causas que provienen de la forma en que se organiza la actividad socioeconómica, que no es otra que el modelo capitalista de producción, distribución y consumo. Un modelo insostenible tanto social como ambientalmente que los diversos gobiernos intentan salvaguardar .

Con esta situación de aumento de la pobreza y de las desigualdades sociales, que junto con una cifra de paro que no deja de incrementarse al igual que lo hace el porcentaje de trabajadores pobres [3] , aplicar recortes sociales y laborales no tiene ningún sentido si realmente l o que se quiere es revertir esta situación de empobrecimiento continuo. En este sentido, en la presentación del informe se señaló que la reducción de la inversión social debido al ajuste y los recortes del Estado provocará un inevitable aumento de la pobreza. Llegados a este punto a mí me gusta más hablar de empobrecimiento y no de pobreza puesto que este se produce como consecuencia de la aplicación de una serie continuada de recortes de los derechos sociales y laborales, históricamente conquistado s, que no responden a ningún criterio económico sino a una ideología concreta que impone sus principios , si hace falta , implantando sus propios gobiernos y dirigiendo otros.

 


[1] El umbral de la pobreza, que se calcula a partir de la renta mediana, es en la actualidad de 7.800 euros.

[2] Para profundizar en los recortes en Cooperación al Desarrollo podéis leer el artícul o publicado el pasado cuatro de Enero al blog del autor. Haz clic aquí.

[3] Trabajadores pobres son aquellos que a pesar de tener un trabajo están bajo el umbral de la pobreza o en riesgo de estarlo.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

Publicado en Rebelión: El empobrecimiento continuado de la mayoría de la sociedad

Comparte este artículo: