Firmeza estratégica. Flexibilidad táctica.

Comparte este artículo:

 

Algunas personas, cercanas al nuevo movimiento comunero, nos han preguntado sobre la cuestión de que Baltasar Garzón recibiera este año, finalmente a través de su hija María, el premio ”al coraje y la dignidad” en la lucha contra el narcotráfico, premios que la Coordinadora Contra el Narcotráfico de Pajarillos otorga desde 2007, en el sentido de si esa decisión era correcta, teniendo en cuenta el conjunto de la trayectoria del ex-magistrado de la Audiencia Nacional.

 

El movimiento contra el narcotráfico, la corrupción y la especulación del barrio de Pajarillos, es un movimiento social autónomo y como tal, tiene derecho a tomar las decisiones que le parezcan oportunas, pero no vamos a escudarnos en esa cuestión absolutamente respetada por l@s militantes de Iz.Ca., que participan en ese movimiento, a nuestro entender ejemplar, para obviar el fondo del asunto.


Lo primero que tenemos que responder a esos compañeros y compañeras preocupadas por el tema, es que la lucha social y política es compleja. La linealidad o simplicidad, difícilmente conducen a conseguir un cambio en la correlación de fuerzas favorable al Pueblo Trabajador. Cuestión ésta imprescindible para poder alcanzar un Cambio de Sistema.

 

 

Lo segundo que queremos decir es que conocemos, creemos que adecuadamente, la trayectoria de Baltasar Garzón, en la que destaca su ensañamiento con el movimiento popular de Euskal Herria, especialmente con su juventud. Lo conocemos y no lo hemos olvidado, ni lo olvidaremos.

 

Hemos conocido en carne propia su beligerancia contra otros movimientos populares . Varios militantes de Iz.Ca., fueron imputados por el que fuera titular del Juzgado de Instrucción Nº5 de la A.N., por el presunto delito de ”injurias y calumnias” contra el Jefe del Estado. También en la A.N., se estuvo estudiando, recientemente, la ilegalización de Iz.Ca. . Cuestión que finalmente no prosperó.

 

Lo tercero que queremos decir, cuestión que tiene además relación con la primera consideración, es que en la articulación de determinadas confluencias contra el enemigo principal, no sólo se incluye a los amigos, sino que en determinadas circunstancias, se puede y debe incluir a “los enemigos del enemigo”. Es en esa categoría, seguramente a pesar de sus deseos, en la que creemos se encuentra el ex-magistrado de la Audiencia Nacional.

 

La historia de los movimientos revolucionarios pasados y presentes, esta llena de ejemplos que ilustran esta cuestión.

 

La cuarta cuestión que queremos considerar, que desde luego es obvia para los que tenemos en frente, es que no hay ninguna concesión o cambio en la estrategia del movimiento popular castellano, sino que estamos delante de una algo meramente táctica, creemos que además útil, en el camino de ir ocupando los espacios que nos parece imprescindibles para que nuestra sociedad pueda llevar a buen puerto el cambio que necesita. “El cambio comunero”.

 

La quinta consideración, es que el Estado Español es un Estado plurinacional y que Castilla, una de las naciones que están bajo la jurisdicción de este Estado, con unos rasgos culturales, sociales, políticos…, propios y desde luego muy diferenciados de otros Pueblos bajo esa misma jurisdicción, tiene la plena soberanía para elaborar su línea estratégica y su línea de acción.

 

Agradecemos muy sinceramente todas las aportaciones y todas las consideraciones que se nos hagan, pero finalmente ha de ser el Movimiento Popular Castellano Organizando, el que decida en cada momento lo que se ha de hacer en sus comarcas, en sus pueblos y en sus barrios.

 

Va a hacer dos años que Comuner@s-Iz.Ca., constituyó una coalición que sirvió para dar impulso a la candidatura a las elecciones al parlamento europeo de 2009, “Iniciativa Internacionalista – La Solidaridad entre los Pueblos”, en aquel entonces hubo bastante gente que nos hizo llegar sus dudas sobre la idoneidad de esa línea de trabajo, trasladándonos su temor a que ésta se nos fuera de las manos. Nuestra respuesta fue que siendo el planteamiento correcto en lo fundamental, había que correr los riesgos correspondientes, porque sin arriesgar es imposible avanzar en el movimiento popular como en ninguna otra cuestión. Seguimos actuando con la misma filosofía, es decir con firmeza en los estratégico y con flexibilidad, sin temor al que dirán, en lo táctico.

 

Comuner@s del SXXI

5 de marzo de 2012

 

Comparte este artículo: